Albóndigas con tomate javi recetas

Albóndigas italianas con tomate. Es hora de proseguir con nuestras recetas, conque el día de hoy observaremos de qué manera llevar a cabo estas albóndigas de tomate de inspiración italiana. La preparación de las albóndigas es casi exactamente la misma que para nuestras albóndigas en salsa, pero en esta ocasión no agregaremos cebollas para destacar el gusto del ajo, sino sustituiremos el perejil por orégano (para rememorar mucho más a la cocina italiana).

Si no disfrutas bastante la ternera, te sugiero que cambies la proporción de la receta (que tiene un 50% de cerdo y ternera) para amoldarla a tu manera. Con cien gramos de ternera y 300 gramos de cerdo, obtendrás unas albóndigas sabrosísimas y agradables, prácticamente sin gusto a ternera (si bien le aportará textura). ¡¡A la cocina!!

Preparación, de qué manera llevar a cabo carne con tomate, receta clásico andaluza:

  1. Recortar la ternera en dados del tamaño de un mordisco, si no se hace en la carnicería, salpimentar
  2. Voy a emplear mi cazuela a presión pero puedes emplear una cazuela habitual, te voy a dar los tiempos para las dos ahora.
  3. Ponemos la cazuela a fuego medio con algo de aceite y en el momento en que esté ardiente agregamos los dados de ternera. Hornéalas a fin de que se doren por todas partes, para esto te invito a proporcionarles la vuelta con unas pinzas de cocina. Reserva en un plato aparte.

    Freír el Taco Beef

  4. Mientras que proseguimos mejorando el resto de elementos . Mondar y picar finamente los dientes de ajo.
  5. Mondar la cebolla y cortarla primero en tiras y después finamente.
  6. En el momento en que retires la carne, añade el ajo y la cebolla y cocina a fuego retardado a lo largo de unos diez minutos, hasta el momento en que la cebolla esté despacio y transparente y empieze a dorarse.

    Elaborar la salsa para la carne de tomate

  7. Subir el fuego y añadir Vino Tinto . Revuelve un tanto y espera 2-3 minutos a que se evapore el alcohol.
  8. Pica finamente o desmenuza el tomate si es natural, y después asimismo puedes llevarlo a cabo puré si no deseas localizar pieles o pepitas.
  9. En este momento baja un tanto el fuego y añade a la cazuela el tomate adjuntado con el laurel, la nuez moscada molida a tu manera y la ternera. Si la carne no está prácticamente cubierta, añada una medida pequeña de agua, si bien por norma general no es requisito.
  10. Lo único que queda por realizar es cocerlo todo junto y para eso tienes 2 opciones:
    1. Si empleas una cazuela a presión (como suelo llevar a cabo) ponla a fuego prominente, cierra y en el momento en que aparezcan los 2 anillos colorados, baja un tanto el fuego (pero lo bastante a fin de que los dos anillos estén perceptibles en todo momento) y deja cocinar por solo diez minutos. Entonces sencillamente retire la cazuela del fuego y espere a que baje la presión y no se vea ningún anillo para abrirla.
    2. Si andas utilizando una cazuela habitual, coloca el fuego prominente y en el momento en que empieze a hervir, disminuye a fin de que esté tierno, tapa la cazuela y deja que se cocine todo junto a lo largo de precisamente una hora, que va a ser el instante en que la carne es frágil. Puedes saborear la carne en el momento en que lleve 50 minutos cocinándose, si está tierna y se derrumba de manera fácil, entonces está ya lista.
  11. Así sea que hayas cocinado la carne de una manera u otra, mira el líquido en la cazuela y escoge si lo deseas mucho más espeso. Si es de esta manera, sencillamente reduzca el fuego a medio, revuelva bien y espere de 5 a diez minutos hasta el momento en que espese a su gusto. Pruébelo caso de que necesite ajustarlo con sal.

    Esta es la carne con tomate y la salsa es densa como me agrada

Preparación

  1. Prepara las albóndigas como te expliqué en el articulo de albóndigas de verduras.
  2. Freír las albóndigas en una sartén y sacarlas.
  3. En una cazuela sofreír la cebolla y añadir las albóndigas, añadir el tomate y el vino y dejar hervir unos minutos.
  4. Según preparemos la guarnición, puede ser arroz blanco, ensalada o, como en nuestro caso, patatas fritas.

Cocción de las albóndigas con tomate

  1. Lo primero es realizar las albóndigas a fin de que salgan todas y cada una aproximadamente – un tanto lo mismo. Sazone la carne molida, tanto el pollo como el pavo, en un tazón grande. Batir 2 huevos y agregarlos adjuntado con la nuez moscada. Las rebanadas de pan sin corteza, que hemos remojado antes a lo largo de unos minutos en leche fría. Y finalmente el ajo prensado o picado muy fino (menos la yema interior o tallo, para no reiterar).
  2. Combinamos todo bien con las manos hasta el momento en que se mezclen los elementos. Esta va a ser la base de nuestros futuros dumplings.
  3. Sin temor, empezamos a trabajar la masa, realizando bolas pequeñas (o enormes, según gusto) que entonces vamos a pasar por harina. Los dejamos en un plato aguardando la sartén.
  4. Sacudirlos un tanto para quitarles el exceso de harina y freírlos en aceite de oliva virgen plus muy ardiente. Unos tres minutos alcanzan y ahorramos.
  5. Pasar las albóndigas a la olla con la salsa de tomate recién lista. Calentar a fuego medio hasta el momento en que quede una salsa de tomate tenuemente densa (de la harina), unos diez minutos.
  6. Las dejamos descansar unos 5 minutos mientras que freímos las patatas en el corte que mucho más nos agrade.

Si no deseas acompañarlos de patatas, una aceptable opción es un puré de patatas u otra opción alternativa es llevar a cabo arroz blanco.

Deja un comentario