Albondigas de pollo y pavo

Domingo, tengo cordero en mi heladera que se ve increíble.

SAL

Asiste para regular el contenido de agua en las células

Fundamental para la transmisión de los impulsos alterados

Consejos para acompañar estas albóndigas

  • Acompaña este plato con unas patatas fritas, otra opción alternativa es realizar

De qué forma realizar albóndigas de pavo y pollo

  1. La primera cosa que haremos es condimentamos la carne, para esto ponemos todo en un bol grande y salpimentamos a nuestro gusto. Entonces añadir el huevo batido. Por otra parte, poner 2 dientes de ajo adjuntado con 2 cucharaditas de perejil fresco picado en un mortero, machacarlo hasta el momento en que quede bien triturado y también incrustarlo en la carne.
  2. Verter la leche en el bol y añadir asimismo el pan rallado. En este momento combinamos con un tenedor o con nuestras manos hasta el momento en que se incluyan realmente bien los elementos. Entonces taparemos el bol con papel largo y lo meteremos en el frigorífico a lo largo de 30 minutos.
  3. Pasado el tiempo de reposo empezaremos a ofrecer forma a las albóndigas, para esto cogemos porciones de carne de aproximadamente exactamente el mismo tamaño y les ofrecemos forma con las palmas de las manos. En el momento de llevar a cabo las bolas, las vamos a pasar por harina y en el momento en que estén bien batidas, las sacudiremos un tanto sobre la encimera para quitarles el exceso de harina. Entonces los salvaremos.
  4. En el momento en que tengamos todas y cada una de las albóndigas rebozadas en harina, ponemos a fuego prominente una sartén con abundante aceite de oliva. En relación se ardiente, sofreiremos las albóndigas y les vamos a dar la vuelta a fin de que se doren por todas partes. No es requisito llevar a cabo bastante, es suficiente con conseguir color.
  5. En el momento en que observemos que están doradas, las vamos a sacar y las vamos a dejar en un plato con papel absorbente para eliminar todo el exceso de aceite. En este momento empezaremos a elaborar la salsa, para esto vamos a hacer otra papilla con los otros 2 ajos y 2 medidas de cuchara mucho más de perejil. En el momento en que el ajo esté bien machacado, agregamos una parte de la copa de vino al mortero, removemos y reservamos para después.
  6. Entonces ponemos una olla al fuego y ponemos 6-7 medidas de cuchara del aceite con el que antes freímos las albóndigas. En el momento en que el aceite esté ardiente, añadir la cebolla picada y saltear hasta el momento en que esté blanda. En este punto, añada 2 cucharaditas de harina para espesar la salsa y chile dulce o chile para añadir color y gusto.
  7. Combinar y cocer la harina y el pimentón a lo largo de unos minutos para eliminar el gusto crudo, pero de forma cuidadosa de que no se queme. Entonces agregamos el majado de ajo y perejil con el vino que agregamos y el resto del vino que quedó en la copa. Hervir a lo largo de 2-3 minutos para evaporar el alcohol.
  8. En este momento añade un tazón de agua y revuelve un tanto para deshacer los grumos que logren quedar. Una vez que la salsa esté libre de grumos y se espese, añada una migaja de sal. Entonces ponemos todas y cada una de las albóndigas en la olla y las acomodamos a fin de que no sean demasiadas.
  9. Añade agua hasta contemplar las albóndigas, déjalas cocinar a fuego medio-prominente a lo largo de unos 15 minutos o hasta el momento en que la salsa se reduzca a la mitad, quitando ocasionalmente. En el instante en que la salsa haya espesado al gusto, evaluar de sal si es requisito corregir y sacar del fuego.
  10. Para finalizar, solo queda ser útil nuestras albóndigas de pavo y pollo de forma directa a la mesa. Los puedes ser útil solos o acompañarlos con una guarnición de papas fritas y algo de pan para remojar la salsa, pues están muy, muy buenos. ¡¡Disfrute de su comida!!

Estos son los elementos que precisas:

Deja un comentario