Berenjenas con bechamel al horno

Imprimir Berenjenas con Salsa Bechamel Valora esta receta 1 2 3 4 5 12 calificación(es)

Tiempo de preparación: 25 minutos

Elementos para BERENJENAS LLENAR AL HORNO BECHAMEL:

Berenjenas Salchicha tipo butifarra o afín Sal Pimienta negra recién molida Aceite de oliva virgen plus

700 ml Leche 1/4 cebolla picada fina 1 diente de ajo picado fino 40 g de harina de trigo 1/2 cucharada chica de cúrcuma Nuez moscada al gusto 1 cucharada chica de perejil seco (preferentemente fresco) Pimienta negra recién molida Queso manchego en rodajas

Preparación del relleno para las berenjenas rellenas

  1. Picar finamente la cebolla, los dientes de ajo y la zanahoria. Lo ponemos a untar en una sartén grande y honda. Añada una llovizna espléndida de aceite de oliva para contemplar el fondo de la sartén.
  2. Sofreír todo a lo largo de 15 minutos, hasta el momento en que se reduzca el líquido y se esparzan todos y cada uno de los elementos, la cebolla y el ajo han de estar dorados, y la zanahoria ha de estar bien tierna, aguardará a la carne.
  3. Condimentar la carne de cerdo picada y entremezclarla con las tiras de jamón.
  4. En el momento en que la salsa esté lista, añade la carne y el jamón. Freír a fuego retardado con el resto de elementos a lo largo de 7 minutos hasta el momento en que reduzca. En el momento en que la carne adquiera un tono cobrizo, añadir ámbas medidas de cuchara repletos de harina y la nata líquida.
  5. Revuelve hasta el momento en que los elementos estén bien combinados. Añade una migaja de nuez moscada. Revuelve y, si lo quieres, añade un tanto mucho más de nata, ¡al gusto! Para bastantes salseros. Si disfrutas la carne, déjala con un tanto mucho más de salsa. Puedes añadir un tanto mucho más de nata líquida (2-3 medidas de cuchara o 50 ml) hasta el momento en que la bechamel se revuelva con la carne picada a tu manera.
  6. Si te pasas con la nata, no te amedrentes, otra cucharada de harina y listo, ajustamos el punto de sal y reservamos.
  1. Prepara las berenjenas. Lavamos las berenjenas, les quitamos el rabo y las abrimos por el centro. Para remover algo de la amargura, llene un tazón grande con agua con una cantidad espléndida de sal, precisamente 3 medidas de cuchara.
  2. Deja descansar las berenjenas en esta agua a lo largo de 15 minutos para remover el amargor que logre estar que se encuentra en la carne de las berenjenas. Lava los trozos de berenjena y sécalos con papel absorbente.
  3. Vacíe de forma cuidadosa cada mitad. Lo destacado es llevarlo a cabo con una cuchara pequeña o un cuchillo, dejando algo de pulpa cerca de la piel. De este modo van a quedar firmes a lo largo de la cocción posterior y, aparte de sabrosos, van a quedar lindos. El hueco ha de ser bastante para tener un óptimo espacio que tengamos la posibilidad atestar mucho más adelante.
  4. En una cazuela grande, coloca a hervir agua con algo de sal. En el momento en que el agua hierva, añade las berenjenas. En el momento en que el agua vuelva a hervir, tápalas y déjalas unos 5 minutos o hasta el momento en que la carne de las berenjenas esté blanda.
  5. Una vez ubicadas las berenjenas, hacemos un hueco para lograr rellenarlas, las vaciamos con una cuchara de postre o un cortamanzanas. Raspamos con bastante precaución para no deteriorar bastante la verdura y siempre y en todo momento dejamos cuando menos un dedo de berenjena. Ha de ser bastante despacio.
  6. Picar finamente la berenjena que hemos retirado y añadirla al relleno de carne, realmente bien para combinar los sabores. Reservar la mezcla en un plato para completar más tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *