Caldereta de cordero con setas

Esta manja es propia de mi localidad, la recuerdo como el manjar mucho más delicioso de mi niñez. En él convergen en especial armonía tres elementos muy amigos: el cordero, las alcachofas y las setas. Los estamos trabajando, los juntamos y el resultado es un plato clásico pero sabroso que hemos mimado en la cocción a fin de que no quede ni grasoso ni pesado. Tampoco es un plato muy calórico, la pierna de cordero tiene una media de 105 kcal/100g

Esta receta se la dedico a mi amiga Aurora Castillo, devota de siempre de mis guisos

  1. Lo destacado al comienzo es marinar la carne el día previo. Añade entre los dientes de ajo, el vino blanco, el tomillo, el romero, la canela, la nuez moscada, la sal y la pimienta. Rociar con un chorrito desprendido de aceite de oliva virgen plus.
  2. Dejamos todo bien tapado en un envase y lo dejamos descansar hasta el día después.
  3. Es primordial en el momento de obtener la carne que el carnicero la corte en los trozos correctos para el guiso y te la limpie. Dile que suprima el exceso de grasa o deberás llevarlo a cabo tú en el hogar.
  4. Vas a tener múltiples piezas de 20 gramos aproximadamente. Si tienes un carnicero de seguridad, almacena un óptimo trozo de cordero tierno y pídele que lo prepare para un guiso.
  1. Mondar el ajo y la cebolla, picarlos finísimos y dejar los ajos enteros.
  2. Escurre la carne y reserva el líquido para emplear entonces en el guiso.
  3. Calentar el aceite de oliva virgen plus en una cazuela. Añada el ajo y déjelos dorar. Entonces las sacamos del aceite y las guardamos.
  4. Añadir las piezas de cordero hasta el momento en que estén bien doradas, la carne comenzará a dejar caer algo de su jugo. Retire la carne y reserve.
  5. Sofreír la cebolla en exactamente el mismo aceite donde freímos la carne, a lo largo de unos diez minutos a fuego retardado.
  6. Añadir los pimientos en juliana (en tiras largas) y dejar cocinar poco a poco a lo largo de otros 5 minutos.
  7. Mondar las patatas y los tomates. Recortar las patatas en cubos, triturándolas a fin de que suelten su almidón, y los tomates en cuartos. Añadir el tomate a la cebolla y los pimientos.

Ser útil y probar:

Este plato hay que servirlo ardiente en la mesa y lo cierto es que están igualmente ricos recién preparados que descansando del día previo, conque puedes hacerlo anticipadamente sin inconveniente. Si te sobra estofado de cordero, puedes dejarlo en el frigorífico a lo largo de 2-3 días. Si escoges congelarlo, en lo personal no me agrada congelar recetas con papas por el hecho de que entonces no posee exactamente la misma textura, entonces puedes realizar la receta sin papas, o si la vas a congelar, no No lleve patatas en las porciones.

Con verduras y patatas es una comida muy completa. Eso sí, ten presente que la salsa es tan rica que si disfrutas mojarla con pan, quizás solo precises unas rebanadas en vez de una guarnición, ¡es… una barbaridad!

Elementos

  • 1 kg cordero fresco
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1 ud. )
  • 1 tomate maduro
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 rodaja de pan
  • Medio vaso de vino blanco
  • Una cucharada chica de tomillo
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen plus
  • 1 litro de caldo de carne

Con todos y cada uno de los elementos encima de la mesa, procura continuar la receta literalmente para hallar exactamente los mismos desenlaces que nuestro chef.

Deja un comentario