Como hacer arroz meloso con pollo

Te enseñamos a cocinar arroz meloso, en un caso así pollo, con todos y cada uno de los trucos a fin de que quede súper cremoso. Prosigue pasito a pasito la receta y triunfa con este arroz meloso.

Modelos:

Modo de preparación

  1. Picar finamente la cebolla y el ajo.
  2. Lavar, despepitar y recortar el pimiento verde.
  3. Mondar las zanahorias y cortarlas en cubos pequeños o rodajas finas.
  4. Se limpia el pollo de grasa y se corta en pedacitos pequeños.
  5. Calentar 8 o 9 medidas de cuchara de aceite de oliva en una olla o cazo.
  6. Sofreír la cebolla a fuego medio hasta el momento en que esté prácticamente transparente.
  7. Entonces añadir el ajo picado y sofreír.
  8. Añadir el pimiento verde. Revuelva y cocine a fuego retardado a lo largo de unos minutos.
  9. En el momento en que todas y cada una de las verduras estén prácticamente blandas, agregamos el pollo, cortado en pedacitos pequeños y fritos. Sal y pimienta y combinar bien.
  10. Añadir el arroz y sofreír todo junto a lo largo de 1-2 minutos. Retire para eludir que se pegue.
  11. Vierta el vino y deje que el alcohol se evapore a lo largo de 1-2 minutos.
  12. Añade 1 cucharada de colorante alimenticio.
  13. Añadir la zanahoria troceada.
  14. Vierta el caldo de pollo o triture un cubito de caldo de pollo y vierta agua ardiente hasta contemplar (precisamente 2 1/2 tazas (625 mL)).
  15. Tape el plato y cocine a lo largo de 16 a 20 minutos. El tiempo de cocción es aproximado, es dependiente del género de arroz y del punto esperado. Se aconseja evaluar hasta hallar el punto perfecto, esto es, al dente, ni bastante estable ni pasado. Asimismo hay que tomar en consideración que en el final de la preparación se deja descansar 5 minutos.
  16. Revuelva esporádicamente, sazone con sal y pimienta si es requisito. Además de esto, asegúrese de que el arroz no se pegue y que el caldo no se escape. Si es requisito, añada un tanto mucho más de caldo o agua no muy caliente.
  17. Pasado el tiempo, quita del fuego y deja el arroz en la cazuela tapada a lo largo de 5 minutos.
  18. Ser útil instantaneamente, recién listo.

Elementos

  • 350g. arroz redondo de grano corto
  • 400g. muslos (o pechugas) de pollo sin hueso ni piel
  • 1,5 l. caldo de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento colorado
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada chica de pimiento colorado dulce
  • 200g. tomate (natural o envasado)
  • 3 o 4 medidas de cuchara de aceite de oliva virgen plus
  • 1 chorizo ​​grande (o 2 ñoras)
  • 1 zanahoria (opcional)
  • Algo de perejil fresco (o seco)
  • Sal y pimienta molida
  • )

  1. Retire el tallo y las semillas del pimiento choricero. Remojar en 150 ml de agua hirviendo a lo largo de por lo menos 15 minutos. Retire la carne raspándola con una cuchara. Almacena el agua que tiene gusto.
  2. Prepara las verduras. Mondar y picar la cebolla y el ajo. Retire el tallo y las semillas de los pimientos y córtelos en rodajas uniformes. Machacar o rallar el tomate. Picar el perejil. Si lo quiere, pele la zanahoria y córtela finamente.
  3. Recortar el pollo en trozos. Condimentar y reservar.
  4. Ardiente el aceite de oliva en una cazuela. En el momento en que esté muy ardiente pero sin humear, dore los trozos de pollo por los dos lados. Sacar y reservar.
  5. En exactamente el mismo aceite, saltear la cebolla adjuntado con los pimientos (y la zanahoria) a lo largo de unos diez minutos a fuego medio-bajo.
  6. Retire del fuego. Dejar enfriar a lo largo de medio minuto y espolvorear con pimiento colorado. Combinar bien y añadir el ajo picado y el tomate triturado. Vuelva a calentar y deje que el tomate se reduzca a lo largo de diez a 15 minutos hasta el momento en que esté muy seco.
  7. Añada arroz y pollo. Cocine a fuego retardado a lo largo de unos minutos, mezclando múltiples ocasiones, hasta el momento en que el arroz esté tenuemente traslúcido. Añadir el caldo de pollo y el agua de remojo de los pimientos choriceros. Temporada. Deje cocinar a lo largo de unos 18 minutos a fuego medio-bajo o hasta el momento en que el arroz alcance el punto de cocción esperado.
  8. Añada el perejil picado. Combinar de forma cuidadosa. Dejar descansar a lo largo de 5 minutos.
  9. ¡Y listo! Ser útil rápidamente. ¡Disfrute de su comida!

Llevar a cabo Sopa Base de Arroz

  1. Le solicitaremos a nuestro carnicero que trocee el pollo para transformarlo en arroz. En el hogar, te invito a que quites la piel de las piezas. De este modo evitaremos añadir una cantidad superflua de grasa en el momento de cocinar.
  2. Lava los pimientos y córtalos en bastones.
  3. Calentar un chorrito de aceite de oliva virgen en una cazuela extensa. En el momento en que el aceite esté listo, añadir el pollo troceado y los pimientos troceados. Freír el pollo por doquier, mezclando esporádicamente.
  4. En el momento en que el pollo esté dorado, añadir los tomates trozados y cocinar a lo largo de 4 minutos antes de añadir el azafrán, una migaja de sal y el vino blanco. Hervimos el guiso a lo largo de otros diez minutos.
  1. Llegados a este punto de la cocción, agregamos el arroz a la olla. Cocine a fuego retardado el arroz con los elementos sobrantes a lo largo de 2-3 minutos antes de verter el caldo sobre él. Es esencial que el caldo esté ardiente en el instante de incluirlo en la cocción.
  2. Revuelve conforme lo vayas agregando y en el momento en que comience a hervir nuevamente, baja el fuego a medio. Así mismo, el arroz queda suelto y no se pega un grano al otro.
  3. Cocinamos a lo largo de unos 17-18 minutos, este es el tiempo especial por el hecho de que aún no está totalmente hecho. Entre que llega el arroz a la mesa y lo servimos, el arroz descansa y llega al plato en su ubicación.
  4. Lo idóneo es que el arroz quede un tanto caldoso, como podéis ver en la fotografía, prácticamente cremoso. O sea merced a las verduras que se escalfaron a lo largo de la cocción. ¡Disfrute de su comida!

Variantes de Sopa de Arroz con Pollo, fáciles y exquisitas:

En esta ocasión empleamos judías verdes para acompañar el pollo, pero asimismo puedes utilizar guisantes, alcachofas, coliflor o aun champiñones. Desde este arroz básico, puedes ir ingresando los elementos y más que nada las verduras que mucho más te agraden, te van a quedar excelente.

La regla primordial que no tienes que romper es esta: ¡siempre y en todo momento prueba tus platos antes de servirlos! En lo que se refiere a la cocción o la sal, es primordial.

Deja un comentario