Como hacer gambas al ajillo en cazuela de barro

  1. Mondar las gambas y reservar solo las colas. Asimismo tenemos la posibilidad de utilizar colas de camarón ahora envasadas e inclusive congeladas, solo hay que dejarlas descongelar o escurrirlas realmente bien antes de elaborar la receta.
  2. En una cazuela de hierro o de barro echamos un óptimo chorrito de aceite, en el momento en que esté ardiente agregamos el pimiento picante y los dientes de ajo picados gruesos.
  3. En el momento en que observemos que el ajo comienza a dorarse, agregamos las colas de gamba (insistimos que estén muy secas, realmente bien escurridas), agregamos una migaja de sal y dejamos al fuego 1 o 2 minutos hasta el momento en que observemos que han cogido color, pero están poco hechos.
  4. Las gambas al ajillo bien calientes las servimos de manera directa en la mesa.
  • Si lo cocinas en olla de hierro, prueba del mismo modo a servirlo en olla de barro, como manda la tradición.
  • Si adquiriste gambas enteras, almacena las cabezas y pieles para llevar a cabo caldo de pescado casero. Si emplea colas de gambas congeladas, es conveniente descongelarlas a temperatura ámbito, escurrirlas realmente bien y secarlas con papel de cocina, no cocerlas bastante al fuego, a fin de que no se resequen.

Siguiente receta

Las gambas al ajillo, asimismo conocidas como gambas al pil-pil, forman parte a las tapas mucho más habituales. Con escasos elementos, se consigue un mordisco con rico gusto a mar. En este momento la receta está explicada punto por punto. El día de hoy les ofrezco exquisitos camarones al ajillo.

Adecentar las gambas

  1. Contamos 2 opciones como te comentaba, gambas frescas o congeladas. Si los camarones son frescos, retire la cabeza y la cola. Si están pelados, este paso se ignora.
  2. Pone las gambas en un bol y lávalas para quitarles la mugre. Secar con un paño de algodón o papel absorbente.
  3. Si las gambas están congeladas, lo destacado es dejarlas en el frigorífico el día previo y dejarlas descongelar de a poco. Para esto usamos un bol con colador u otro envase en el que logre chorrear el agua sin que entre en contacto con las gambas.
  4. Al día después vaciamos bien el agua. Secamos igual que fresco.
  5. En una cualquiera de las 2 opciones, quita las tripas y condimenta con sal al gusto. Nosotros reservamos.
  1. En una olla (una olla de barro si tienes, pero la tienes en el hogar) y añades el aceite de oliva virgen plus con los pimientos picantes.
  2. Se pelan los dientes de ajo y se cortan en rodajas finas. Calentar y sofreír los dientes de ajo picados, dejar que se doren, no tenemos ganas que nos den gusto a quemado.
  3. Un truco es eliminar estos ajos (prácticamente chips) y continuar con la receta, se incluirán en el final de todo. De esta manera llegamos al ajo en su punto máximo y se hidrata con un tanto del caldo que sueltan las gambas. La perfección de los camarones al ajillo.
  4. Añadir al aceite las gambas antes escurridas. Sube la temperatura y condimenta al gusto. Tras un minuto el aceite cambiará de color, no les alarméis, las gambas soltarán el caldo y emulsionarán con la temperatura.
  5. Añade los chiles y el ajo. Sacamos y combinamos los sabores. Servimos en relación las gambas alcancen el punto de cocción conveniente, jugosas y con ese picante tan exquisito. No te quemes, el aceite está prácticamente hirviendo. Acompáñalos con un óptimo pan y un óptimo vino blanco bien fresco. Diviértete con la cocina.

Comentarios

¿Has cocinado arroz en olla de barro? Cada país de Asia tiene su versión de loza y su versión de recetas de arroz en loza. Cocinar arroz en una olla de barro es algo frecuente en todos y cada uno de los hogares asiáticos y es simple y exquisito. Pero en el momento en que el arroz se cocina en una cazuela de barro, tiene un gusto mucho más rico, considerablemente más aromático y la textura es diferente al arroz cocinado en una cazuela arrocera.

El arroz de barro chino se frecuenta ser útil con pollo, cerdo, lap cheong (salchicha china), mariscos, verduras, etcétera. Pero si lo cocinas bien, el arroz con champiñones y tofu es increíblemente exquisito. Además de esto, la salsa morocha particular que se le aplica al arroz en olla de barro incrementa cien ocasiones el gusto.

Si te agradó esta receta, asimismo te agradará:

El exceso de agua es malo para esta receta, si los camarones aportan mucho más agua de la que solicita este tapón, puedes cargar la receta. Si bien no temas, esta es una receta muy simple y tras mis consejos te va a salir inigualable. Tenga precaución de no dejar los dientes de ajo al fuego bastante tiempo antes de añadir los camarones o se quemarán. Las gambas al ajillo son una receta clásico de tapas, asimismo son conocidas en distintas comunidades como gambas al pil-pil.

Deja un comentario