Como hacer pure de calabacin y patata

De qué manera llevar a cabo puré de calabacín y patata

  1. Lava y corta los calabacines en trozos. Si tiene semillas muy enormes, quite el centro asimismo. Pela los calabacines si tu bebé tiene menos de 8 meses, puesto que puede resultarle bien difícil digerir la piel.
  2. Lavar, mondar y recortar las patatas en dados.
  3. Coloca los trozos de calabacín y patatas en una cazuela con una medida pequeña de agua y déjalos hervir a lo largo de 15 minutos.
  4. En el momento en que las piezas estén blandas, licúalas con una batidora hasta conseguir un puré despacio y homogéneo.
  5. Poner el puré en un plato, añadir un chorrito de aceite de oliva virgen y combinar. Dáselo al bebé en el momento en que esté templados.
  • Para bebés de un año, puedes añadir algo de queso a la mezcla antes de llevar a cabo puré y va a quedar un puré mucho más cremoso.
  • Para cocer las verduras solo es necesario añadir agua hasta cubrirlas, de esta forma preservan mejor sus nutrientes.
  • Puedes añadir aproximadamente agua de cocción o aun algo de leche según la textura que prefiera tu bebé.
  • Estas proporciones hacen mucho más de una ración. Lo mucho más práctico es que almacenes lo que te quede en botes para otro día.

Síguenos en las comunidades

Ascendemos mucho más trucos, recetas y trucos de cocina en Instagram, Fb y Youtube. Te aguardamos en otras interfaces comunitarias para comunicar aventuras gastronómicas en todos y cada uno de los formatos. Te dejamos los links ahora para tu simple ingreso. instagram Fb youtube

Mejorando las verduras para la crema de calabacín

  1. Comenzamos pelando la cebolla y cortándola en juliana. Lava las patatas, pélalas y córtalas en cubos. En una olla con una lámina de aceite de oliva virgen plus. Freírlos a lo largo de 5 minutos a fuego moderado. Sal al gusto.
  2. Para hacer más simple el manejo, corta el calabacín en múltiples trozos. Con un cuchillo muy afilado, les quitamos la piel y después las cortamos en cubos pequeños.
  3. Añádelas a la olla. Corta la cáscara sobrante en trozos pequeños y agrégala asimismo a el resto elementos. De esta manera, agregaremos un toque de color al resultado final.
  4. Revuelve y prosigue cocinando a lo largo de unos 5 minutos a fuego medio para ablandar las verduras. Salar levemente nuevamente. En este momento volcamos el caldo de verduras o, si no tenéis caldo, agua ardiente a fin de que cubra todas y cada una de las verduras.
  1. Cuece a lo largo de 20 minutos a fuego moderado, tapando la sartén a fin de que hierva siempre y en todo momento delicadamente, con pequeñas burbujas. Pasado el tiempo, le vamos a dar un toque de distinción al plato. Quita del fuego, añade la nata (si la deseas mucho más rápida usa leche entera, y si hay intolerantes a la lactosa en el hogar usa leche de soja) y mezcla bien. Con el calor que tiene la cazuela se cocinará delicadamente.
  2. Machacar con la batidora y revisar el punto de crema. Deseamos que sea rápido, no hecho puré. Si se hizo espeso, tenemos la posibilidad de añadir un tanto mucho más de caldo hasta hallar la textura deseada. Y con estos simples procedimientos, la crema de calabacín va a estar lista. Probamos de cambiar la sal si es de esta manera.
  3. Le he echado algo de perejil fresco picado para ornamentar, si bien asimismo le irían realmente bien dados de pan torrado.

Deja un comentario