Como hacer salsa agridulce con miel

Pollo agridulce con miel Creador: Intentando encontrar Calma Edición: Recetasjudias.com Elementos

  • 2 o 3 pechugas de pollo enteras
  • una cebolla
  • un pimiento colorado
  • un ajo
  • orégano
  • cucharada de miel
  • taza de jugo de naranja
  • 3 medidas de cuchara de aceite de oliva
  • sal

5 Salsas de Miel Simples para Maravillarte

  1. Salsa de Miel y Mostaza: Quizás la mucho más conocida de esta época. Se combina idealmente con carnes, pescados y ensaladas verdes. La combinación de mostaza amarga y picante y miel dulce y despacio es excelente y a los pequeños les gusta mucho.

Elementos: 2 medidas de cuchara de miel, 200 g de mostaza, 50 ml de jugo de limón, 50 ml de vinagre blanco, 1 cucharada chica de aceite de oliva virgen plus, sal y pimienta negra.

Preparación:

  • Coloca el jugo de limón y el vinagre en una cazuela a fuego retardado.
  • En el momento en que se ardiente un tanto, añadir: miel, mostaza y aceite.
  • Hervir a lo largo de 5-diez minutos hasta el momento en que espese, quitando regularmente a fin de que no se pegue, unos minutos antes de sacar salpimentar (precaución con la pimienta, si la mostaza está picante sugiero lo haces no lo añades)
  • Quita y deja descansar unos minutos (si lo vamos a ser útil con una ensalada sugiero aguardar a que se enfríe)

Miel de Arce:

Más allá de que se acostumbra elegir la miel para realizar salsa de cerdo agridulce con miel, el sirope de arce le da un toque diferente y asombroso en el momento en que se mezcla con naranja. Una manera exquisita de gozar esta salsa es realizar un muslo de cerdo caramelizado con sirope de arce y naranja; que es idóneo para comunicar datas destacables.

Otra forma de gozar el sirope de arce con cerdo es utilizarlo para llevar a cabo una mostaza con miel con una nota diferente, en un caso así se aconseja la mostaza Dijon, pero puedes utilizar la que elijas.

Variantes de la receta de salsa agridulce china casera:

Si disfrutas mucho más con textura, puedes picar finamente algo de cebolla, saltearla un tanto en la sartén y después añadir el resto de los elementos

Hay tantas composiciones para llevar a cabo esta salsa como personas que se han aventurado en la mezcla. Busca el punto que mucho más te agrade: con mucho más azúcar, o con mucho más vinagre, o mucho más bien salobre… y juega con los elementos hasta localizar la proporción que mucho más te persuada.

Deja un comentario