Como preparar un vermut con sifón

¿Sabes qué bebida está de tendencia hoy día en Europa? ¡Sí, vermut! Y sucede que, si bien es una preparación con mucha tradición, tomar vermut es en este momento algo moderno y habitual para los mucho más hipsters. Y más allá de que salir a tomar vermut a un bar o bodega es excelente, asimismo es viable tomarlo en el hogar. Conque no aguardes mucho más y revela los pasos para realizar vermut.

Procedimientos que se deben llevar a cabo: El vermut o vermut es una bebida alcohólica que se realiza a partir de vino, ajenjo y ciertas otras condimentas como el cardamomo o la canela. Su nombre procede del vermut francés —de ahí que ciertos lo escriben de este modo— que paralelamente procede del término alemán wermut, del que se conoce al ajenjo, la planta que le da su gusto característico.

Cócteles con gusto propio

Yzaguirre, desde su fundación en 1884, esta compañía realiza su vermut según el procedimiento clásico de las viejas viviendas productoras nacidas a los pies de los Alpes italianos. Su fórmula viene de conjuntar en única unas 80 yerbas y condimentas distintas, lo que indudablemente logra ofrecerle un toque particular y diferente.

Yzaguirre asimismo pone predisposición del usuario distintas recetas para llevar a cabo exquisitos vermuts. Aquí tienes ciertas recomendaciones:

Vermut con soda, gaseosa o tónica

Proseguirá exactamente la misma línea que el sifón. El aporte de un refresco disminuye la graduación alcohólica del vermut. Tenemos la posibilidad de entremezclarlo con refrescos, de la misma hacemos con el vino habitualmente. Es mucho más refrescante y dulce de esa forma. Otra alternativa sería con gaseosa, menos dulce que la gaseosa. Un golpe o un chapuzón sería bastante. Y por último con tónica. Utilizando el reconocimiento de los gin tonics, se puso de tendencia tomar vermut y tónica, y muchas fabricantes lo aconsejan como servicio especial o perfect service. Puedes procurar entremezclarlo en partes iguales o en una proporción de 1/2. Con vermut blanco es lo destacado, idóneo para Afterwork.

  • Vermut colorado terroso con toques teja, limpio y refulgente.
  • Aroma profundo y fresco a cítricos, con predominio de mandarina, piel de naranja y lima adjuntado con el muy elegante aroma de yerbas mediterráneas (tomillo, romero, laurel…).
  • En boca es franco y interesante al paladar, con un contraste de dulzor y amargor muy equilibrado, dejando un final satisfactorio y largo.
  • Un vermut mucho más clásico, para la multitud que le agrada el vermut de su historia, donde el vino no es el elemento más esencial, sino más bien las yerbas, flores, corteza, etcétera., las que alcanzan un mayor importancia.
  • Nivel alcohólico 15%

Vermut, vermut, vermut, aun vermut, todo está tolerado. Y sucede que si no tenemos la posibilidad de sentarnos por el momento en nuestra taberna preferida a ver el ritual dominical mucho más sagrado, deberemos contentarnos con compartirlo todos los días con nuestros compañeros mediante videollamada. Simplemente, es suficiente con tener a mano por lo menos una botella de este vino empapado, que ha calado hondo -pero sin alardear-, al final dejó de ser viejo. Bebe vermut en el hogar con estos cinco cócteles de temtempié.

Esta es una oda a la amargura, propiedad fundamental de la absenta, y su poder sensible. No nos importa si todo comenzó con Plinio el Viejo o si Carpano fue el oportunista «inventor» del vermut así como lo conocemos el día de hoy, y por consiguiente del piscolabis turinés. Lo que nos importa es el término apoyado en que las proporciones no en todos los casos son matemáticas, sino lo que importa son las pretenciones. Y diviértete con unas aceitunas Gordal, unas gildas, unos mejillones, unos anchoas o unas patatas chips. ¿No andas baboseando ahora? Estos cócteles de piscolabis son variantes aproximadamente fáciles sin precisar varios elementos. Como en el momento en que se agregaba algo de alcohol y burbujas al vermut. Abuelos, marianitos, ciertos tradicionales, muchas recetas hogareñas… Sin ignorar una manera aún mucho más adaptable: tomarlo solo y frío, no con hielo. Y para correr. Entonces va a venir el sifón, las pieles prensadas, los amargos, el resto alcoholes, la evolución. Pero, ¿qué es precisamente un coctel de piscolabis? O, mejor aún, ¿de qué manera llamamos a un temtempié? Seas italiano, francés, español o de Rathicullin, no puedes resistirte a su magia y lo sabes.

Imagen superior: Negroni

El origen del #VermutDay

Como no tenemos la posibilidad de salir de casa por causas de fuerza mayor, Espontáneamente coincidimos en las redes, un conjunto de amigos de Cantabria, seguidores del buen comer y de la gastronomía generalmente, para comunicar nuestras respectivas maneras de llevar a cabo vermut, de manera directa en Instagram. Llamamos a esta celebración #VermutDay. Como lamenté que este ensayo audiovisual desaparezca de las redes a las 24:00, edité este vídeo para mi canal de YouTube, donde van a poder comprender varios de los pequeños misterios de estos enormes héroes y mejores personas. No te lo pierdas.

Primeramente, es un exitación agradecer a las próximas personas por su participación en este vídeo colectivo (en orden de intervención), por ser tan amablemente incluidos:

Deja un comentario