Como se hace la cebolla caramelizada sin azucar

  • 1 kg cebolla (4 entidades enormes)
  • 60 g aceite de oliva virgen plus
  • sal al gusto

Elementos para elaborar azúcar -sin cebollas caramelizadas

Cuestiones sobre cebollas caramelizadas

  1. —¿Merece la pena llevar a cabo cebollas caramelizadas de este modo?— Y yo respondo… ¿merece la pena realizar las cosas bien o mal en la vida? Precisamente merece la pena, si bien estoy especialmente entusiasmado en realizar las cebollas así para remover los azúcares insignificantes gracias a mi condición prediabética. Que el recurso de tirarle azúcar a todo es muy simple pero poco saludable. Y les aseguro que la cebolla sale muy rica, muy rica.
  2. —¿Enserio se tardan tres horas en hacerlo?—Alrededor. Pero tenga presente que no requiere revolver en todo momento. Si usamos una aceptable sartén que distribuya bien el calor por la parte de abajo y una fuente de calor no muy localizada (de ahí que quiero emplear la vitrocerámica en vez del fuego de gas en un caso así), tenemos la posibilidad de dejar las cosas a fuego bajísimo. a lo largo de por lo menos 20 minutos sucesivos entre revolver y revolver sin la necesidad de ver las cebollas a lo largo de tres horas.
  3. Y si no tengo sartén de hierro, ¿qué debo realizar? Es recomendable emplear una sartén o una olla, que soportan realmente bien el calor y lo dividen lo mucho más uniformemente viable; Yo empleo mi fantástica sartén de hierro De Buyer. Un bonito capullo asimismo nos marcha, por servirnos de un ejemplo. Use el envase de fondo abultado mucho más próximo, si bien si no es de hierro, posiblemente deba revolver mucho más de manera frecuente y tener mucho más precaución, en tanto que puede sobrecalentarse mucho más de manera fácil en el sitio y abrasar las cebollas.
  4. No es conveniente usar sartenes u ollas de fondo parcialmente fino, como un wok, cuya finalidad es precisamente la contraria a la que aquí procuramos, dar calor profundo y directo a los alimentos. , en vez de un calor despacio y prolongado.

Preparación:

Primero pela la cebolla y córtala en juliana. Evite rebanarlos bastante delgados. Añada aceite de oliva a una sartén antiadherente y ardiente. En el momento en que el aceite se ardiente un tanto -pero no puede estar muy ardiente, a fin de que no se queme la cebolla- añádelo a la sartén y revuelve bien, de este modo vas a hacer que el aceite entre en contacto con todas y cada una de las cebollas.

Bajar el fuego y dejar cocer las cebollas de a poco, precisamente entre 30 y 35 minutos. Requerimos dejar que la cebolla se dore de a poco, pero para conseguirlo, primero debe volverse transparente y encoger un tanto (deja de preocuparte, este es un desarrollo habitual).

Picar la cebolla. Preparación para la caramelización

  1. Mondar la cebolla y

PROCEDIMIENTO:

  1. Mondar y recortar la cebolla en juliana. Es esencial cortarlas de manera que las cebollas se caramelicen y no se transformen en puré, que si bien sabroso, no es nuestro propósito. Este paso es el que mucho más trabajo te dará de toda la receta y el que mucho más te va a hacer plañir. En el final de la receta explico de qué manera recortar cebollas en juliana.
  2. En una olla o wok ponemos a calentar el aceite de oliva. En el momento en que esté muy ardiente pero sin que humee, agregamos la cebolla, removemos a fin de que se integre con el aceite y dejamos sin eliminar a lo largo de 3-4 minutos a fin de que comience a sudar.
  3. Pasado el tiempo, bajamos el fuego y dejamos achicar la cebolla quitando ocasionalmente. Este paso es largo por el hecho de que la meta es que las cebollas suelten su agua. En dependencia de cuántas cebollas emplees, puede tomar entre 60 y 90 minutos.
  4. Una vez que la cebolla haya perdido su agua, ascendemos el fuego a fin de que el agua que ha soltado se evapore y comience a caramelizarse. Vas a ver que de a poco va mudando de color, tomando un tono dorado. En este paso es esencial observarlo a fin de que no se queme. Si empleas una aceptable olla o wok, como la mía, puedes estar relajado por el hecho de que no se pega nada. Si ves que tu olla comienza a pegarse, puedes añadir una medida pequeña de agua a fin de que no se dore bastante. Este paso puede demorar entre 30 y 60 minutos.
  5. En el momento en que las cebollas estén doradas y toda el agua se haya evaporado, las cebollas caramelizadas van a estar listas.

Deja un comentario