Cómo se hace la tartaleta

  1. Empezamos con la preparación de la masa de arena. Es ideal llevarlo a cabo el día previo y guardarlo en el frigorífico hasta el día de hoy de llevar a cabo nuestros cupcakes.
  2. Se espolvorea la mesa de trabajo con algo de harina y se parte la masa en el medio. La parte que no vayas a usar la meteremos en el frigorífico para trabajarla después, puesto que se moldea bastante superior en frío.
  3. Estirar la masa con un rodillo hasta el momento en que tenga un espesor de unos 3 mm. Es preferible no estirarlo bastante, en tanto que de esta forma va a ser mucho más simple ofrecer forma a los cupcakes.
  4. Con asistencia de un vaso o algo afín, vamos a cortar la mayor proporción de círculos probables de la masa. La taza debe tener un diámetro afín a los moldes para muffins que vamos a usar. Requerimos sacar el exceso de masa y regresar a estirarla y regresar a reiterar exactamente la misma operación.
  5. Presiona de manera lenta con los dedos mientras que extiendes la masa en el molde, asegurándote de que esté distribuida uniformemente en tamaño y espesor. Con el apoyo de otra cápsula, presionamos una sobre la otra mientras que marcamos el contorno a fin de que delineen bien.
  6. Con un palillo pinchamos la base que terminamos de llevar a cabo. Esto evitará que los cupcakes se levanten y se deformen al hornear.
  7. En este momento vamos a elaborar las cápsulas con las tartaletas en la bandeja de horno.
  8. Precalienta el horno a 200ºC para cocinarlo.
  9. Agregamos peso en los cupcakes. Yo siempre y en todo momento empleo ciertos garbanzos. De este modo garantizamos que al hornear conseguiremos cupcakes con una base mucho más estable y adecuada.
  10. Las metemos al horno a 200ºC con temperatura baja a lo largo de 15 minutos. El tiempo de horneado va a depender bastante de cada horno, conque ten precaución de no quemarlos. En el momento en que observemos que la una parte de arriba de las tartaletas está sutilmente dorada, ahora están listas.
  11. Retíralos del horno y déjalos enfriar completamente. Es esencial no desmoldarlos mientras que están calientes en tanto que se tienen la posibilidad de romper con mucha sencillez. En este momento todo cuanto debes llevar a cabo es sacar los garbanzos y proporcionarles forma.

Como puedes observar, es muy simple llevar a cabo tus cupcakes. En este momento, siempre y cuando precises utilizar mini cupcakes para un acontecimiento particular, puedes hacerlos tú mismo sin la necesidad de obtener mucho más los industriales de las tiendas.

¿Qué relleno le coloco a los cupcakes?

En Cuba acostumbramos a completar las tartaletas con modelos dulces como mermeladas, siendo la guayaba la mucho más habitual.

De qué manera realizar la crema pastelera

2. Ahora para la crema pastelera: poner en un cazo un vaso de leche con un trozo de piel de limón y una ramita de canela. Lo calentamos a fuego retardado, en el momento en que observemos que está a puntito de hervir retiramos del fuego y lo tapamos a fin de que absorba el gusto completamente. A fin de que la leche se logre aromatizar con el limón y la canela.

Ofrecer forma y hornear las bases de masa de mantequilla

  1. Prolongar la masa sobre una área rebozada de harina, usando un rodillo. Lo sostendremos bastante angosto, unos 3 o 4 mm.
  2. Con los moldes que usaremos para llevar a cabo las tartaletas, cortamos la masa, dejando un perímetro unos 2 cm mayor que el diámetro del molde. Puedes observar pasito a pasito de qué forma llevarlo a cabo de forma fácil.
  3. Untar los moldes con mantequilla y espolvorear con harina. Poner la masa quebrada en todos los moldes, cortar el exceso de masa de los bordes y realizar orificios en la base con un tenedor para eludir que la masa se hinche a lo largo de la cocción. Dejamos las formas con la masa en el frigorífico unos 20 minutos.
  4. En un horno calentado anteriormente a 200ºC, sin ventilador y con calor por arriba y por abajo, ponemos en el horno los malvaviscos de masa de mantequilla a lo largo de unos 12-14 minutos. Debemos ser conscientes para eludir que se logren pasar de cocción.
  5. Saca los moldes del horno y déjalos sobre una reja unos minutos antes de desmoldar y dejar que se enfríen.
  6. Tras haber listo las bases de masa quebrada y la nata fría, elaboramos el glaseado de la tarta.
  1. Para ello ponemos a hervir 75 ml. Regar con el azúcar en un cazo, sacar del fuego y añadir el papel de gelatina prehidratada a lo largo de unos 20 minutos. Sacar para disolver el papel.
  2. Añade el resto del agua fría y deja que se enfríe y comience a espesar antes de emplear.
  3. En el momento en que observemos que la luz está ya listo, prácticamente cuajado completamente, es el instante de comenzar a montar las tartaletas.
  4. Poner la crema pastelera en un sobre y completar todas las bases. Encima ubicamos las frutas que deseamos trocear y pintamos la área de nuestros cupcakes con una brocha de cocina.

Paso 1

En un bol, batir la mantequilla con el huevo, el azúcar, la ralladura de limón y la yema.

Sobre una área plana, limpia y rebozada de harina, arroja la mezcla previo adjuntado con la harina y el resto elementos hasta el momento en que quede totalmente despacio y no se pegue a las manos.

Deja un comentario