Corazones de alcachofa al horno

Lo más esencial en una receta es tener buena materia prima. Ahora te dejo ciertos avisos para escoger la mejor alcachofa. Pero si deseas vencer, busca esos con D.O. de Tudela (Navarra), El Prat (Barcelona) o Benicarló (Castellón).

  • Alcachofas: su gusto es tenuemente amargo pero en el final dulce. Su temporada es de noviembre a marzo.
  • Ajo: para realzar el gusto.
  • Aceite de oliva crudo: utilice primero aceite de oliva virgen plus prensado en frío.
  • Sal: al gusto.

Contenidos

Preparación de las alcachofas asadas

  1. Recortar la cebolla en tiras y freír en 2 medidas de cuchara de aceite hasta el momento en que esté dorada.
  2. Lave la alcachofa y pélela hasta el centro blando. Córtalas en el medio y córtalas lo mucho más finas que consigas. Si emplea alcachofas de lata, sencillamente escúrralas y córtelas en el medio.
  3. Lava los tomates y córtalos en rodajas gruesas.
  4. Escurre la mozzarella y córtala en rodajas finas.
  5. Precalienta el horno a 180ºC por arriba y por abajo.
  6. En una fuente para horno, poner la cebolla en la base y encima cambiar capas de tomate, alcachofa, queso y orégano (mínimo 2 capas de cada uno de ellos). Explota para ponerle condimientos al gusto.
  7. Acabar con la mozzarella y el orégano por arriba, añadir un chorrito de aceite por arriba (precisamente 1 cucharada) y llevar al horno. 8. Hornee hasta el momento en que el queso esté dorado y las alcachofas estén cocidas (si emplea alcachofas congeladas o envasadas, 15-20 minutos probablemente van a ser suficientes).

La Salón Saludable

Asado de la Alcachofa y Presentación Final

  1. Poner la alcachofa en una fuente de horno correcta, con las hojas partir hacia arriba y rociar todas ellas con un chorrito de aceite de oliva virgen. Lo condimentamos.
  2. Introduce la bandeja de alcachofas en el horno, que ha de estar calentado anteriormente, y enhorna a lo largo de 45-60 minutos o hasta el momento en que estén agradables.
  3. La alcachofa se va a poner obscura y fea, pero o sea totalmente habitual. No pienses que están quemados. Ten fe y deja pasar el tiempo señalado.
  4. En el momento en que las alcachofas estén blandas por la parte interior, quita la fuente del horno y déjalas descansar unos minutos antes de manipularlas. Varios bosques. Retiramos y desechamos las hojas exteriores duras y oscurecidas.
  5. Emplatar y ser útil. Son exquisitos calientes, pero asimismo se tienen la posibilidad de comer fríos. Es un exitación agarrar las hojas tal y como si fuesen pétalos de flores y comerlas con los dedos.

Prosigue punto por punto esta receta de Alcachofas Asadas en el álbum. No te pierdas los datos a fin de que salga especial.

Recetas Mucho más Saludables

Comedera es la guía idónea para cocinar lo que mucho más disfrutas de manera saludable. Hallar una comida jugosa sin culpas es una parte de nuestra filosofía.

  • Acelgas con garbanzos
  • Pan de coliflor
  • Merluza a la plancha
  • Puré de calabaza
  • Arroz con espinacas
  • Mousse de chocolate
  • Ensalada de quinoa

Sirve y prueba:

Recién hechos y calientes, están exquisitos, si bien asimismo se tienen la posibilidad de comer calientes o aun fríos unos. Si precisas prepararlos con unas horas de antelación o aun el día previo, no hay inconveniente, puedes hornearlos en el horno o en el microondas en el último minuto antes de ser útil.

Retire las hojas mucho más ajenas en tanto que van a estar duras y prácticamente no van a tener pulpa. Rápidamente vas a encontrar unas hojas cuya mitad interna va a estar tierna, y por último vas a encontrar el corazón de la alcachofa, que va a tener un gusto increíble y va a estar tierno. Son ideales tanto como entrada como guarnición, son verdaderamente… ¡una barbaridad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *