Cuanto tiempo cocinar solomillo de cerdo

En esta receta cocinaremos entre las partes nobles del cerdo, vamos a hacer una receta de solomillo de cerdo a baja temperatura con alioli de manzana y gajos de patata. Muchas personas está en oposición a cocinar filetes, bistecs, entrecots… a baja temperatura, por el hecho de que suponen que esta clase de carnes se tienen que llevar a cabo bien por fuera y dejar el interior bastante crudo a fin de que conserve su jugosidad. Mi opinión es que a menos que seas seguidor de la carne punto azul (prácticamente un punto de cocción crudo que llega al corazón a solo 50º), te invito a cocinarla a baja temperatura y asarla después.

Cuánto tiempo cocinar el cerdo

El tiempo de cocción del cerdo va a depender de de qué manera lo desees cocinar. Si lo deseas guisado, deberás dejarlo cocer a lo largo de unas 4-5 horas. No obstante, si quiere que se cocine a fuego prominente, solo precisará unos 2-3 minutos. Por ende, el tiempo de cocción de la carne de cerdo verdaderamente va a depender de ti y de tus opciones.

Existen varios métodos para entender si un filete está cocido al punto. Lo primero es fijarse en el tono de la carne. El filete del medio debe tener un color rosa pálido en el centro. Si la carne es mucho más obscura, está bastante cocida.

Otras Recetas de Solomillo de Cerdo

Seguramente si andas aquí es pues tienes el solomillo listo para cocinar conque si no disfrutas esta receta te paso otras a fin de que consigas evaluar si se amoldan a ti. te agradan mucho más.

  • Solomillo al jerez
  • Solomillo a la pimienta roja
  • Solomillo al cabral

Consejos para un rico

solomillo

  • tixag_12)
  • Sugiero acompañar el asado con la guarnición mucho más habitual y usada en este país, las patatas. Así sea un asado al estilo de Jamie Oliver, así sean papas fritas, papas guisadas, papas al horno, gajos de papa o sencillamente puré de papas.
  • Si disfrutas esta clase de carne, puedes conseguir muchas recetas de filetes que seguro te asistirán en el hogar.
  • La receta de el día de hoy nos dejará gozar de esta exquisita carne de la forma mucho más simple, que es asarla a la parrilla y ofrecerle un golpe final adjuntado con salsa Roquefort, acompañada de unas fáciles y increibles patatas fritas.
  • He de admitir que esta salsa particularmente me agrada bastante puesto que soy una aceptable apasionado de todo género de quesos. Mientras que la salsa no esté tan sobresaturada de queso que enmascare el gusto de la carne.
  • Por este motivo, la proporción de queso no es excesiva, basta para garantizar el gusto único de este queso. De esta forma acompañamos la carne sin ocultar un óptimo producto cocinado en su punto.
  • Las patatas son una fuente simple y correcta para acompañar con perfección esta receta. ¡Diviértete con su dulce gusto!
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *