Ensalada mango aguacate y langostinos

PREPARACIÓN: Combinar una cucharada de sal gordita, una gota de jugo de limón y aceite de oliva virgen plus.

Recortar medio mango pelado en cubos.

Búsqueda de recetas

Este página web emplea Google plus+ Analytics para catalogar información anónima, como el número de visitantes a la localización y las páginas mucho más populares. En el aderezo de esta receta hemos usado jugo de limón en vez de vinagre. El jugo de limón, aparte de prestar una nota ácida y refrescante al aderezo, resguardará al aguacate de la oxidación tras el corte. Disponemos la ensalada gourmet en el plato que mucho más nos agrade y agregamos en secuencia el mango, el aguacate y el pimiento. Añada los camarones reservados.

Ensalada de Aguacate y Mango

  1. Poner todos y cada uno de los elementos para el aderezo o vinagreta en un frasco pequeño (yo guardo los frascos de mermelada o paté para ello), tapar y agitar hasta el momento en que se incluyan todos y cada uno de los elementos combinar bien.
  2. Remoje los aros de cebolla en agua no muy caliente con algo de sal y 1 cucharada de jugo de limón a lo largo de unos diez minutos, entonces enjuague y seque las cebollas.
  3. Revuelva la rúcula o las hojas de rúcula con medio aderezo o la vinagreta y colóquela en una fuente o ensaladera.
  4. Añada las rodajas de mango, aguacate y cebolla a la mezcla de rúcula y revuelva la ensalada con el aderezo sobrante.
  5. Ser útil instantaneamente.
  1. Empezaremos esta ensalada de gambas al mango mejorando la base. Mondar y picar la cebolla. Para eliminar ese gusto tan profundo, lo vamos a poner en agua muy fría a lo largo de unos minutos, un óptimo truco casero es que quede especial.
  2. Asimismo es frecuente ponerlo al sol, los 2 efectos son precisamente iguales.
  3. Proseguimos con las gambas, las ponemos a hervir en una cazuela con agua y algo de sal. En unos 4 minutos van a estar excelentes. Las vamos a poner bajo un chorro fuerte de agua fría a fin de que se pelen bastante superior.
  4. Mondar las gambas y escurrirlas bien antes de cocinarlas a fin de que se transformen en entre los personajes principales de este plato. Las dejamos sobre papel de cocina mientras que proseguimos con la receta.
  5. Mondar el mango. Tenemos la posibilidad de substituir esta fruta por otra muy similar como el melocotón, es mucho más simple de conseguir y nos encontramos en temporada. Cortamos en cubos del mismo tamaño a fin de que la ensalada se logre montar y quede visualmente especial.
  6. En el plato donde servimos la ensalada, dispondremos canapés de canapés o espinacas para ofrecerle un toque verde a esta ensalada. Sobre esta cama pondremos los trozos de mango.
  7. Finalmente, coronamos el plato con las gambas. Condimentar con sal, aceite y vinagre. Tenemos la posibilidad de adornar con unos frutos secos, los frutos secos van a ir bien con cualquier ensalada afín. Asimismo tenemos la posibilidad de añadir unas semillas de sésamo para ofrecerle un gusto mucho más crocante.
  8. Vamos a tener todos los elementos completados inmediatamente para hacer la ensalada, cuanto mucho más fría esté, mucho más rica va a quedar. Con semejantes platos, el calor del verano parecerá menos profundo.

Deja un comentario