Ensaladas con salsa de miel y mostaza

Si andas intentando encontrar una ensalada verdaderamente muy elegante, andas en la receta adecuada. El gusto de la salsa dulce con el resto de elementos es irreprimible. Además de esto, esta ensalada de espinacas con aderezo de mostaza y miel es rapidísima, simple y más que nada nutritiva.

Elementos para 2 personas

Puedes emplear la vinagreta de miel y mostaza para acompañar cualquier clase de ensalada, en especial lechuga, escarola, canónigos, col lombarda y otras. . o lo que se te ocurra. Muy simple y rico de vestir.

Resumen de contenidos

Añade todos y cada uno de los elementos

En exactamente la misma cazuela, coloca la mostaza, el aceite de oliva virgen plus, el vinagre, el jugo de limón, la sal y pimienta

Tape la botella y agite vigorosamente para combinar bien. ¡Y hecho! Puede comerlo en este punto o guardarlo en el refrigerador hasta por unos días si le sobra, puesto que hace 2 ensaladas.

Ensalada Primavera Miel Mostaza: Receta

En el caso de que escoja obtener los elementos usted mismo – ensalada de rúcula, escarola, radicchio y cordero – lavar cada uno de ellos y trocearlos.

Preparación:

  • Las bolsas de ensalada primavera vienen ahora lavadas, pero lo destacado es regresar a lavarlas y dejarlas a temperatura ámbito.
  • Para elaborar el pollo: puedes cortarlo en tiras, condimentar con sal y pimienta y empanizar.
  • Calentamos una sartén con algo de aceite, pasamos el pollo por el huevo y después por el pan rallado, en el momento en que el aceite esté ardiente, agregamos el pollo. Ponga a fuego medio-prominente para dorar el pollo y cocinar el interior. Tras freírlo, sácalo y déjalo sobre una toalla de papel a fin de que absorba el exceso de grasa.
  • Elaborar la salsa de mostaza y miel en una cazuela. Es muy sencilla. Revuelva tres cucharaditas de mostaza con 4 cucharaditas de miel, revuelva y pruebe. Entonces, si ves que está fuerte, puedes añadir algo de aceite para reducirlo o puedes añadir mahonesa como ves. La mostaza tiene la posibilidad de tener un gusto picante en el final, con lo que el aceite va a ser conveniente para suavizar el gusto y acompañar realmente bien a los diversos tipos de lechuga. Prueba a hallar la salsa de mostaza y miel que mucho más te agrade.
  • Prepara el resto de elementos, la cebolla roja picada y las rodajas de tomate.
  • Coge un puñado de kikos y tritúralos a fin de que le den un toque crocante a la ensalada y mezclen distintas texturas al paladar.
  • Haz tu presentación, echa en un bol la lechuga adjuntado con algo de aliño de miel y mostaza, el pollo, unos garbanzos y la cebolla morada, a fin de que el aliño llegue a todos los elementos. Entonces poner en el plato y al costado poner las rodajas de tomate con algo de sal y un chorrito de salsa de mostaza y miel.

¡A comer!

Deja un comentario