Flan de huevo 3 ingredientes

Las natillas son uno de esos postres que siempre y en todo momento están a mano y absolutamente nadie les afirma que no pues al mundo entero le chifla agradar. Te enseño a llevar a cabo el tradicional flan de huevo y todos y cada uno de los trucos para llevarlo a cabo en cazuela express o habitual; horno o microondas. Si prosigues mis consejos vas a ser especial. Ten presente todos y cada uno de los datos para hacerlo. La receta es muy simple, pero hay trucos que has de saber. Con solo 3 elementos y listo como a ti disfrutas, este flan siempre y en todo momento va a ser un increíble recurso para llenar cualquier comida o cena de la mejor forma viable.

Contenidos

Llevar a cabo clara de huevo

  1. A la clara de huevo le tenemos la posibilidad de poner caramelo que tenemos la posibilidad de obtener en el autoservicio o la tenemos la posibilidad de llevar a cabo en el hogar. Para esto tenemos la posibilidad de realizar caramelo clásico, pero asimismo caramelo líquido que no endurece. Cubrimos el fondo de la flanera con el caramelo y reservamos.
  2. Batir los huevos con el azúcar en un bol. Tras combinar los 2 elementos, añade la leche y prosigue batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Verter la mezcla de franela que contamos con el caramelo.
  4. En este momento elaboramos el flan de huevo: 1.- Lo tenemos la posibilidad de realizar en marmita en el horno a 180ºC a lo largo de 35 o 40 minutos. 2.- En una cazuela a presión con tapa. Tapamos la cazuela y cocinamos a lo largo de 5 minutos desde el momento en que sube el indicio de la cazuela. Pasados ​​estos 5 minutos, retiramos la cazuela del fuego y dejamos que pierda presión. Pasada la media hora, tenemos la posibilidad de desmoldar el flan y dejar enfriar a temperatura ámbito. 3.- Para cocer el flan de huevo en una cazuela habitual al baño maría, el tiempo de cocción va a ser de 45 minutos. El agua hervirá, pero no debe burbujear. Entonces lo dejamos descansar en exactamente la misma cazuela a lo largo de 30 minutos. 4.- Para finalizar, si lo cocinamos en el microondas, usaremos un molde de silicona o pirex. Lo tomamos sin tapa a una capacidad media de 450 a 500 w a lo largo de diez a 15 minutos.
  5. Deje enfriar absolutamente a temperatura ámbito y refrigere al menos 5 horas.
  6. Para desmoldarlo, pasamos un cuchillo por el borde del malvavisco, lo movemos levemente para separarlo, y con el apoyo de un plato ofrecemos la vuelta a nuestro malvavisco con huevos.

Mejorando el caramelo

  1. Coloca una cazuela o sartén al fuego a fuego medio a fin de que alcance temperatura. Añada los elementos en el próximo orden: 5 medidas de cuchara de azúcar blanca granulada y una medida pequeña de agua (3 medidas de cuchara).
  2. Dejamos a fuego medio sin eliminar (al comienzo no debemos eliminar el azúcar con una cuchara de madera por el hecho de que se pega). Observaremos como de a poco se comienzan a conformar burbujas y el azúcar cambia de color.
  3. En el momento en que esto pase, removemos, en este momento sí, con una cuchara de madera y asistimos a combinar todo.
  4. Sacar del fuego y proseguir quitando hasta el momento en que adquiera un color de miel tostada acaramelada.
  5. Dejamos enfriar un minuto y caramelizamos las paredes del envase de las malvaviscos o donde hayamos ido a elaborar las malvaviscos, primero echamos el caramelo por el fondo. Girar o inclinar de a poco sobre los costados de los moldes hasta el momento en que todo se empape de caramelo. Deje que el caramelo se enfríe hasta el momento en que esté semisólido.
  1. La calidad de los huevos es primordial para realizar un flan casero de calidad. Apartamos la yema de la clara de 6 huevos, las visibles las puedes utilizar para otras recetas, no las tires. Añada tres huevos enteros enormes a estas yemas, añada azúcar y leche entera. Batimos todo hasta conseguir una masa mantecosa con algo de espuma. Reservamos.
  2. Llena de agua la bandeja central del horno. Ascendemos la temperatura del horno a 200º C hasta el momento en que el agua comience a hervir.
  3. Poner la nata para blanco en moldes pequeños para blanco o en bandeja individual para blanco. Las tapamos con papel aluminio y las metemos al horno. Siempre y en todo momento en una cazuela con agua a lo largo de unos 50-60 minutos a 200º C hasta el momento en que las tortitas estén crocantes y doradas. El horno no manchará nada, pero ten precaución de no quemarte con el agua de la sartén.

Batimos los huevos

Primero rompemos los 4 huevos en un bol y los batimos. Me agrada batir primero las visibles de huevo y después añadir las yemas de huevo para conseguir mucho más volumen.

INGREDIENTES para 6 personas

  • Medio litro de leche
  • 4 huevos
  • cien g (o hasta 150 g, según gusto) azúcar
  • Opcional: Uno cucharada de esencia de vainilla
  1. La preparación es realmente simple, como puedes observar en nuestra vídeo receta. Solo precisas poner todos y cada uno de los elementos juntos en el vaso de la licuadora y batir enérgicamente hasta conseguir una mezcla suavísima. En todo caso, y si bien no es indispensable, se aconseja colar la mezcla por un colador fino a fin de que no queden hebras de huevo que logren deteriorar el resultado.
  2. Entonces ponemos la mezcla en un molde (preferentemente con corona) que se logre utilizar en el microondas. Precaramelizamos la manera con caramelo empaquetado o hacemos el caramelo en la manera misma (en un caso así ha de ser de cerámica o cristal). Puedes observar nuestra receta rápida de caramelo para microondas aquí.
  3. Metemos el formulario en el microondas a lo largo de 4 minutos a 500 W (o la capacidad media de tu microondas). Pasado este tiempo, dejar calentar y descansar 2 minutos en el microondas.
  4. En este momento repetimos el desarrollo 2 ocasiones mucho más: 4 minutos a 500 W y 2 minutos de reposo.
  5. Pasado este tiempo nuestro flan ha de estar listo, pero si ves que se tambalea bastante o clickeas con un palillo y sale con máculas, únicamente debes poner otro minuto a media capacidad. Prosigue hasta el momento en que concluya.
  6. Sacar del microondas y dejar calentar. Pasadas unas horas en el frigorífico, en el momento en que esté fría, la desmoldamos y ahora tenemos la posibilidad de ser útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *