La mejor tarta de melocotón

El pasado día fui al mercado a obtener melocotones. La semana anterior probé unos buenísimos, pero en esta ocasión hallé duraznos que resultaron suaves y sin jugo. Enorme decepción más allá de que había ido al mismo sitio y recogí exactamente la misma fruta que se veía igual. No deseaba tirarlos, conque preparé un exquisito pastel del revés. Pre-hiervo los duraznos y se vuelven muy fragantes y jugosos. ¡La masa previo es adictiva! Y la combinación entre los 2 es especial.

Elaboración de la tarta de melocotón:

Precalentar el horno a 190º arriba y abajo

Mondar los melocotones y quitarles el hueso, dejar un tanto 3 mitades y cortarlas en rodajas, recortar el resto en trozos y poner en un bol o en el vaso de la batidora.

De qué manera realizar la base de tarta

  1. Precalentar el horno a ciento setenta y cinco °C (350º F), con calor arriba y abajo.
  2. Tamizar la harina adjuntado con la sal y la levadura. Nosotros reservamos.
  3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta el momento en que quede suavísima y esponjosa y añadir los huevos de uno en uno. Hasta el momento en que el previo no esté con perfección que viene dentro, no agregamos el próximo.
  4. Añade media harina a nuestra mezcla de mantequilla y huevo y bate hasta el momento en que esté con perfección mezclado.
  5. Entonces añade la leche y la vainilla y regresa a combinar.
  6. Finalmente, agregamos la harina sobrante y combinamos hasta el momento en que se incluyan bien, pero sin batir bastante la masa.
  7. Pone la mezcla en el molde, sobre la cubierta de durazno. Utilizando una espátula, nivele la área y golpee levemente el molde en el mostrador para repartir la masa de forma traje sobre la cubierta de durazno y remover las burbujas de aire.
  8. Metemos la manera en el horno, unos cincuenta y sesenta minutos. Para revisar si la tarta está ya lista, clavamos un palillo en el centro de la masa, si sale limpio ahora está ya lista, de lo contrario la dejamos unos minutos mucho más.
  9. Pero si ves que la área está bastante dorada, si bien no haya terminado de cocinarse, puedes bajar un tanto la temperatura del horno a fin de que el interior de la torta concluya de cocinarse sin peligro de que se queme por arriba. de ti
  10. Saca la tarta del horno y déjala enfriar unos minutos, entonces empleando manoplas o manoplas para horno.
  11. Verter de forma cuidadosa en un plato o envase mucho más grande que el molde y mejor no chato, sino más bien mucho más hondo, pues es prácticamente seguramente a lo largo de la cocción se salga un tanto del caramelo formado.
  12. Es primordial dar forma la tarta mientras que aún está ardiente, en caso contrario se puede pegar al molde debido al caramelo que forma la mantequilla y el azúcar que ponemos en la base de los melocotones.
  13. El más destacable instante para gozar de esta deliciosa receta es mientras que aún está ardiente, en tanto que está en su punto dulce.
  14. Absolutamente nadie va a poder resistirse al aroma ni al gusto de esta tarta y si deseas puedes acompañarla con algún helado o nata o si deseas una alternativa mucho más rápida puedes congelar iogur heleno endulzado con este helado crema, acompañar el pastel. Opcional
  1. Hervir el agua y añadir la gelatina, combinar. Añade a esta mezcla el jugo de limón, la leche condensada y todo el jugo de durazno. Con la mini batidora, bate todos los elementos a lo largo de 2 minutos.
  2. Recortar los melocotones en almíbar en cuadrados, dejando 2 mitades para adornar, y añadirlos a la mezcla previo.
  3. Unta con mantequilla un molde, vuelca todo dentro y déjalo en el frigorífico hasta el momento en que se endurezca, mejor dejarlo toda la noche, pasadas unas seis horas se endurecerá.
  4. Forme y decore con ámbas mitades de melocotón reservadas, en rodajas y unas cerezas almibaradas.

Elaboración final y presentación de la tarta tatin

  1. Debemos tener precaución de no pasar la fruta. Según lo blanda que sea, la proporción de agua que lleve el desarrollo va a ser aproximadamente extendida. Si se encontraba torrado, pasar a la manera final puede lograr que se rompan. Hablamos de caramelizar los melocotones sin pasarse.
  2. Retire la masa del refrigerador y extiéndala sobre una área de trabajo rebozada de harina. Requerimos una área que sobresalga unos 5 cm del perímetro de nuestra forma.
  3. Aceitar los laterales del molde y contar con los melocotones con la parte exterior hacia abajo. De tal manera que tras hornear el bizcocho, esta parte exterior quede a la visión. Verter sobre el caramelo formado y contemplar con la masa de mantequilla. Insertamos el exceso de masa en la manera a fin de que quede entre la fruta y las paredes de la manera. Es esencial que no se logre eliminar el molde, puesto que el caramelo se va a salir por las juntas.
  4. Hornear en horno calentado anteriormente a 200ºC a lo largo de 20 minutos. Pasado este tiempo, quita la tarta y déjala descansar sobre una reja a lo largo de 15 minutos antes de ofrecerle la vuelta. No debemos dejarlo enfriar bastante antes de sacarlo del molde. Pues el caramelo se puede endurecer y la fruta se va a quedar pegada a la base del molde.

Servimos la tarta tibia y cubierta con helado de vainilla, un postre especial y de primera. Prosigue gozando de todos y cada uno de los exquisitos dulces en nuestras recetas de postres.

INGREDIENTES para una fuente de 28 cm

  • 310 g de iogur heleno sin azúcar
  • 200 ml de nata
  • 104_0 g de azúcar

    4 hojas de gelatina

  • 3 mitades de melocotones en almíbar

Deja un comentario