Las sardinas en lata tienen anisakis

La anisakiosis es una zoonosis causada por nematodos de la familia Anisakaidae, en especial A. simplex, que tienen la posibilidad de parasitar a los pescados que consumimos frecuentemente, tanto pescados blancos como azules, y siempre y en todo momento pescados marinos, como sardinas, caballas, jureles, jureles, atún, bonito, anchoa, merluza, eglefino, palometa, bacalao, salmón, rape, pulpo y sepia, que causa anomalías de la salud transmitidas por los alimentos en humanos en el momento en que se consume pescado parasitado por nematodos.

Los peces que no están parasitados son los de agua dulce o de piscifactoría como la trucha o la perca, que no son peligrosos, ni los crustáceos y mariscos como la langosta y el camarón.

Conservas de ananisaki

Como vimos, al tratar el pescado de alguna manera, así sea por cocción o congelación, impedimos la actividad del ananisaki hasta quitarlo completamente.

Las conservas de pescado se procesan a través de procesos de cocción antes de ser envasadas, lo que estimula la desaparición de este organismo. Además de esto, encima, una vez envasado el producto y sellada la lata, se esterilizan a través de un desarrollo térmico mayor a ese mínimo de 60 grados. Esto afirma la supresión de anisakis y algún otro género de bacterias u organismos que logren perjudicar a los alimentos.

Anisakis en la hostelería

Comer pescado en Andalucía es una práctica muy arraigada. Desde pescado frito hasta boquerones y boquerones en vinagre. Varios platos poseen pescados y mariscos. Y con este producto se desarrollan inmensidad de recetas.

Es por ello que es requisito sostener buenas prácticas de restauración en el manejo de pescados y mariscos frescos. Así sea un bar de tapas en Málaga, un lugar de comidas de pescado en Granada o un chiringuito en Cádiz. Para asegurar la seguridad alimenticia de tus preparados tienes que:

¿De qué forma tenemos la posibilidad de evitarlo?

Si ingerimos pescado fresco, debemos adquirirlo limpio y eviscerado. Y si no es de esta manera, debemos removerlos cuanto antes.

Hornear, freír, cocinar o asar a la parrilla suprime el parásito por el hecho de que estas preparaciones alcanzan una temperatura de por lo menos 60ºC.

¿Qué es el anisakis?

Fuente de la imagen: Alergomir. Según la Agencia De españa de Seguridad Alimenticia y Nutrición, el anisakis “es un parásito que se puede conseguir en peces y cefalópodos (calamares, pulpos, sepias,…) y que hace trastornos digestibles (anisakiasis) y reacciones alérgicas que a veces, tienen la posibilidad de ser grave». Toma la manera de un verme y vive en el tracto digestivo de los peces, sobreviviendo de ellos. Su ciclo vital es largo, complejo y pasa por múltiples huéspedes. Su primera etapa es con apariencia de huevos que se lanzan juntos con las heces de sus huéspedes terminantes (ballenas, delfines, marsopas, focas y leones marinos). En su segundo estadio, como larvas microscópicas, nadan libremente y tienen la capacidad de subsistir en el agua entre 2 y tres meses hasta el momento en que son tragadas por pequeños crustáceos o primeros huéspedes intermedios, allí se desarrollan hasta llegar a su tercer estadio, el crustáceo es consumido por peces y cefalópodos, que se transforman en sus segundos huéspedes intermedios y dejan de la larva para migrar desde el intestino a la cavidad peritoneal y los tejidos y medrar hasta volverse macroscópica y lograr su tercera etapa larvaria, de 3 centímetros o mucho más de diámetro. . El pez en el que en este momento vive puede ser útil por su parte como alimento para los mamíferos marinos, y ocasionalmente se transforman en sus huéspedes terminantes. Entonces, las larvas penetran en el revestimiento del estómago y se transforman en mayores, completando de esta forma su período biológico. Y entonces corremos el peligro de transformarnos en huéspedes eventuales y de infectarnos por malas prácticas en la prevención o el régimen de los peces.

  • Compra pescado limpio sin vísceras. Si no es de este modo, elimínelos cuanto antes.
  • En el momento en que cocinamos, ponemos en el horno o freímos el pescado, probablemente destruyamos el anasis. Pero para esto es requisito que alcance los 60º a lo largo de por lo menos un minuto.
  • Los anisakis mueren congelados a una temperatura de -20º. Se acostumbra sugerir dejarlo de esta manera a lo largo de 48 horas, pero si lo hacemos en el hogar no es bastante, puesto que nuestros congeladores no acostumbran a sobrepasar los -18º. Lo destacado que puedes realizar en los congeladores caseros con tres estrellas -jamás menos- es congelar el pescado a lo largo de cuando menos cinco días.

Deja un comentario