Mejor pastel vasco de bilbao

Como todo el planeta sabe, las tartas son un proyecto de Bilbao. Es verdad que hay gente que no comparte esta teoría -asimismo vacilan de que el iPhone, la bicicleta o el vino, por ejemplo genialidades, tengan su origen en esta localidad al final de cuenta- pero para los que nacieron allí y tienen una madre que por varios años trabajó en una confitería, esta es una verdad indiscutible.

Carolina

  • ¿Qué es esto? Espuma de merengue sobre base de hojaldre rellena de crema pastelera. El merengue se adorna con una cubierta de huevo por una parte y otra cubierta de chocolate por el otro lado.
  • Mejor si lo tomas con… La Carolina frecuenta cerrar con una comida festiva. Conque mejor solo.
  • ¿Qué es esto? Es un hojaldre con apariencia de triángulo, relleno de pelo de ángel. Se cubre con almendras torradas.
  • Mejor si lo tomas con… Algo templados como café con leche o chocolate ardiente. Un increíble desayuno.

Pastel de Arroz

Un pastel de arroz es un bizcocho relleno entre una crema pastelera y una quesada.

Su nombre procede de que inicialmente se realizaba con harina de arroz, si bien en este momento se realiza con harina de trigo.

Elaboración de Tortitas de Arroz Bilbao

  1. La primera cosa que debemos realizar es sacar antes la mantequilla de el frigorífico a fin de que tenga una textura de «salve». Otra alternativa sería ofrecerle un golpe de calor en el micro a fin de que se texturice. Una vez logrado, combinar con azúcar y batir. Hasta el momento en que me sale crema. Añadir los huevos de uno en uno y regresar a batir.
  2. Entonces viene la harina, que tamizamos y combinamos. Hazlo en unos pocos pasos. Vierta la leche en 3 ocasiones, mezclando. Deberíamos tener una crema homogénea y algo liquida, es habitual
  3. Calentar el horno a 180º por diez minutos.
  4. Estirar la masa de hojaldre hasta el momento en que quede una masa fina. Sobre ella ubicamos los moldes y cortamos la masa a fin de que quede un exceso. Engrasa el molde con aceite y pone la masa dentro con los dedos. Retiramos el exceso. Repetimos el desarrollo con las formas sobrantes.
  5. Llena las «tazas» hasta el borde. Entonces, en el horno, la crema pastelera se hinchará, pero está bien, puesto que se va a caer en el momento en que la saques del horno.
  1. Hornear 25/30 minutos a 180º. A lo largo de los primeros diez minutos, poner la bandeja en la parte de abajo para hornear bien el hojaldre. Tras un tiempo, levántelo a una situación central. Siempre y en todo momento en bandeja de metal y aproximadamente calentita.
  2. El instante exacto de la preparación es en el momento en que pinchamos y la brocheta sale limpia. Además de esto, la parte de arriba ha de estar levemente tostada. Retire y deje enfriar.
  3. En el momento en que los ingerimos, se aprecia una rápida costra por arriba, entonces una exquisita crema despacio y el crocante del hojaldre abajo. Un contraste de texturas que provoca que estos cupcakes sean aún mucho más atractivos. Lo común es degustarlos tibios o fríos. Y si no puedes llevarlo a cabo todo de una vez, se sostendrán en el frío en perfectas condiciones a lo largo de unos 3-4 días.

Deja un comentario