Mousse de limon con yogur sin leche condensada

  • Leche condensada (275 gramos)
  • 35 por ciento de mantequilla de nata para montar (500 mililitros)
  • 4 leches agrias (tienen la posibilidad de ser endulzadas o naturales)
  • ) Jugo de cinco limones medianos
  • Ralladura de tres limones

Postre de youghourt heleno de limón

Este es un mousse de limón rápido y simple de llevar a cabo y como precisa para prepararse con anticipación y enfriarse antes de ser útil, es idóneo para elaborar para la cena. Adornar con compota de frutas u hojas de menta y algo de ralladura de limón.

Este soufflé de limón impresionantemente muy elegante va a ser lo más importante de su próxima cena. De todos modos no es un soufflé, sencillamente lo semeja. Este es un mousse de limón celestial que se pone en una bandeja para el cuello. En el momento en que se quita el cuello, semeja que la mousse se ha separado del plato como un soufflé. ¡Qué inteligente!

Elementos de mousse de limón sin huevo

Como todo está unido en una masa homogénea y sin grumos, lo proseguimos repartiendo en los recipientes separados en los que se consumirá, la mayor parte de las ocasiones vasos. Los metemos en el frigorífico a lo largo de tres horas, tras las que la mousse de limón con nata va a estar lista para ser degustada y conmemorada hasta por el paladar mucho más riguroso. Acto seguido apartamos las perceptibles de las yemas y las primeras que hayamos ido a emplear las instalamos hasta el momento en que nieve en un bol, con algo de sal, a fin de que suba de forma rápida. Para lograrlo, vas a deber batir con movimientos envolventes y también intensamente sin desfallecer hasta llegar al punto esperado.

Caliéntalo a lo largo de diez segundos en el microondas y en el momento en que la gelatina esté bien hidratada, agrégala al vaso de jugo de limón y revuelve hasta el momento en que la gelatina se disuelva. Se monta la nata y con movimientos suaves y envolventes se mezcla con la mezcla previo. Primero, la crema debe montarse antes que se enfríe.

Mousse de youghourt de limón

Esta mezcla asimismo hay que batir hasta el momento en que los elementos se incluyan en una mezcla homogénea, en general de color amarillo y por supuesto que se pega. Esta operación, quizás la mucho más indispensable de cualquier mousse, así sea de huevos o de nata, debe efectuarse con el apoyo de una batidora robusta. Añada el azúcar y bata las batidoras eléctricas a agilidad media-alta hasta el momento en que se formen picos recios. La gelatina se puede conseguir tanto con apariencia de hoja como de polvo; y no solamente se emplea en repostería, sino es un ingrediente señalado en varias recetas, tanto dulces como salobres. Si disfrutas pintar tu mousse de limón, un truco simple es añadir una cucharada pequeña de colorante para alimentos de tu decisión en el momento en que combinas el iogur y la leche condensada. Vamos a dejar de montar la nata solo en el momento en que estemos seguros de que está bastante densa, algo escencial para hallar la textura característica de la mousse.

Mediante sus recetas y modelos, se define a sí mismo como un cliente consciente y un chef con pasión, gobernado por la curiosidad, destinado a la causa de las comidas simples, veloces, ricas y saludables. Vierta la mousse rápida de limón en los vasos y espolvoree la ralladura de limón por arriba. Entonces añade el jugo de limón con la gelatina y mezcla con los palitos a agilidad habitual. La proporción de jugo es dependiente del gusto de cada uno de ellos, de la misma la leche condensada, si disfrutas considerablemente más dulce, añade la lata entera, o si disfrutas mucho más fuerte, añade la mitad o menos.

Técnicas de cocción

Para este exquisito mousse, la primera cosa que hay que llevar a cabo es agrupar y combinar en un bol grande hasta integrar completamente, la leche condensada y el iogur que tienen opción de ser confitados o no tan disfrutas. A lo largo de este tiempo hacemos mejor la mousse de limón, siendo el paso inicial remojar las hojas de gelatina con abundante agua, la bastante para cubrirlas completamente. Esta última mezcla se combina con la nata montada, operación que hay que realizar despacio y con movimientos envolventes a fin de que no se caiga la nata y se revuelva todo perfectamente. Existen muchas opciones para el ingrediente clásico y con esta receta te exponemos de qué manera hacer un postre exquisito y cremoso totalmente sin él. El almacenaje o ingreso técnico es requisito con la intención lícita de almacenar opciones no pedidas por el suscriptor o usuario.

Deja un comentario