Patatas al horno con papel albal

En la alimentación sana, donde procuramos recetas de cocina saludable, intentaremos eludir dentro de lo posible las recetas con patatas, así sean patatas al horno u otras maneras de cocción.

No obstante, soy siendo consciente de que las papas se consumen bastante en todas y cada una partes y, por consiguiente, la iniciativa de esta receta NO es fomentar el consumo de papas papas al horno: Mi intención es asistir usted en el momento en que come papas y hace papas al horno, para comprender de qué manera hacerlas de una forma mucho más saludable.

Patatas al horno con queso y brócoli

.flex_column.av-4tkfsl-40b27eebe02337c9b91a30e5ea24230c

INGREDIENTES:

Elementos

  • 5 papas enormes
  • Sal y pimienta al gusto
  • Papel de aluminio
  • Perejil o cebollín para personalizar, salsa opcional como mahonesa o crema agria para ser útil.

Realizando estas papas al horno

  1. Escogemos unas papas que son capaces para esta clase de receta. Para hornear al horno, llevar a cabo papas «rebozadas» o como guarnición de asados, las ediciones harinosas son geniales puesto que pierden su textura y se sostienen blandas sin derrumbarse.
  2. Sugiero la patata gallega (Kennebec) o la pluralidad Spunta. Requerimos escoger papas medianas que sean precisamente del mismo tamaño. De esta manera se hacen todos al unísono y no hay materia prima dentro.
  3. Las lavamos bajo el grifo y las cepillamos para remover los restos de mugre. Las secamos realmente bien con un paño de algodón o papel de cocina.
  4. Hay que realizar rodajas, pero sin atravesar toda la patata, a fin de que no se suelte. Tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo de múltiples formas (prosigue el vídeo que te muestro ahora y no te va a quedar ninguna duda)
    • La primera sería pinchando la patata con un pincho justo en la base. Con un cuchillo bien afilado, llevar a cabo las costras hasta el momento en que el cuchillo choque con la brocheta. Esto impide que partamos completamente la patata y la separemos en tanto que actúa como un tapón.
    • En la segunda vamos a usar palillos de madera. Ponga la papa y 2 palillos de cada lado en la tabla de recortar. De esta manera no vamos a terminar de recortar las patatas totalmente. Pues el cuchillo se detiene con los palillos.
    • La tercera y mucho más simple forma sería recortar las patatas en rodajas finas con una cuchara grande de madera curva. El borde curvo de la cuchara actuará como encuentre. Y recuerda, siempre y en todo momento puedes regresar atrás y recortar las rebanadas un tanto mucho más abajo si es requisito.
  • Lo primero va a ser pinchar la patata con un pincho, justo en la base. Con un cuchillo bien afilado, realizar las costras hasta el momento en que el cuchillo choque con la brocheta. Esto impide que partamos completamente la patata y la separemos puesto que actúa como un tapón.
  • En la segunda vamos a usar palillos de madera. Ponga la papa y 2 palillos de cada lado en la tabla de recortar. De este modo no vamos a terminar de recortar las patatas totalmente. Por el hecho de que el cuchillo se detiene con los palillos.
  • La tercera y mucho más fácil forma sería recortar las patatas en rodajas finas con una cuchara grande de madera curva. El borde curvo de la cuchara actuará como encuentre. Y recuerda, siempre y en todo momento puedes regresar atrás y recortar las rebanadas un tanto mucho más abajo si es requisito.

Deja un comentario