Pimientos rellenos de bacalao al horno

Pese a lo que logre parecer a fácil vista, esta receta no es alta en calorías, con lo que la aconsejamos como temtempié en combinación con un óptimo vino blanco.

Si te excedes en la proporción de pimientos del piquillo cocidos, puedes congelarlos para otro día, puesto que los elementos no van a mudar, se guarda realmente bien en el congelador.

Contenidos

Ya conoces de qué manera llevar a cabo pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Y para finalizar, aquí tienes un vídeo de de qué forma se cultivan los pimientos del piquillo y de qué manera nos llegan en guarda.

Elaboración de los pimientos rellenos de bacalao

  1. Picar finamente las cebollas y las zanahorias de la salsa y cocerlas en una cazuela ancha con abundante agua. aceite de oliva virgen a fuego medio. Sacar a fin de que no se quemen ni se doren. En el momento en que comiencen a tomar color, agregamos la tostada desmenuzada y removemos.
  2. Agregamos el vino y dejamos que pierda el alcohol unos minutos. Entonces volcamos 3 tazas de agua ardiente, dejamos hervir y dejamos cocinar al menos media hora, hasta el momento en que todo esté bien cocido, si observamos que no queda líquido, le añadimos un tanto mucho más de agua.
  3. Pasado este tiempo, tritúralo bien con una batidora o molinillo y déjalo hervir de nuevo hasta el momento en que reduzca un tanto mucho más. Arreglamos la sal (si disfrutas la sensación de pimienta negra, es el instante de añadirla). Combinar bien y reservar.
  4. Poner el bacalao en una cazuela con agua y llevar a ebullición. Tan rápido como el agua hierva, retírela. Retire de manera cuidadosa la piel y las espinas del bacalao y desmenúcelo. Reservamos.
  1. En una sartén grande, sofreír la cebolla en el aceite a fuego retardado, de forma cuidadosa de que no se dore. En el momento en que la cebolla esté transparente, añade 50 gramos de harina y revuelve a lo largo de 2 minutos a fin de que la harina se cocine a fuego retardado en la mantequilla.
  2. Añadir la leche fría (todo junto) y eliminar de forma continua hasta el momento en que la harina se disuelva en la leche. Si bien al comienzo logre parecer grumoso, transcurrido un tiempo se disolverá completamente y dejará una bechamel mantecosa.
  3. Añadir el bacalao rallado y continuar quitando para integrar todos y cada uno de los sabores. Añade una migaja de nuez moscada y ajusta la sal. Sacar del fuego y dejar enfriar en la sartén. Completar los pimientos del piquillo con la mezcla usando una cuchara.
  4. Los pimientos se pasan por harina, entonces por huevo batido y se fríen en abundante aceite ardiente hasta el momento en que estén dorados. Las dejamos unos minutos sobre papel de cocina a fin de que escurran bien del aceite y las disponemos en una fuente capaz para horno.

  • 12 pimientos morrones
  • 1 cucharada de harina
  • pequeña)

    2 dientes de ajo

    )

Paso 1

Cocinar un tanto, añadir la harina y guisar bien. Vierta la leche y añada una migaja de sal. Rellene los pimientos, colóquelos en una fuente para horno y métalos en el horno hasta el momento en que estén bien calientes. En esta receta hemos empleado pimientos con la parte sustanciosa gruesa, que soportan a la perfección el asado sin derrumbarse. Pero asimismo puedes decantarse por una variación con pimientos del piquillo, que vas a encontrar ahora preparados, limpios y enteros, en guarda.

No obstante, te aconsejamos que prosigas nuestras normas para localizar la mejor receta. En un caso así, en este punto, coge una sartén y añade unas medidas de cuchara de aceite. En este momento va a ser preciso picar los ajos y se introducen las cebollas en la sartén. La pasión por el planeta culinario va en incremento y cada vez se organizan mucho más recetas, tanto en los propios sitios de comidas como en los hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *