Receta de albóndigas de bacalao de la abuela

LAS RECETAS DE MI ABUELA QUE YO SOY. Por Juanita Plátano.

Admito mi debilidad por los habituales guisos de cuchara y por los bocadillos de la vida, estos últimos firmes en pan de cara abierta y rellenos de cualquier cosa fácil, desde unas lonchas de butifarra plus de Rolfho hasta unos pedacitos de atún en mantequilla con mahonesa, pasando por jamón, queso o chorizo. No soy reluctante a las creaciones como en el Conjunto de naciones, como mudar el género de pan, torrar o recalentar; como en el contenido, que puede ser tan variado como desees: tortilla de patata, sobras de la cena o exquisito y cremoso queso francés colado y deshuesado con un puñado de nueces o aceitunas negras deshuesadas.

Contenidos

Elementos

600 g de bacalao desalado

750 g de patatas

Elaborar la masa

1 Tras desalar el bacalao y escurrida, ponerla a hervir a lo largo de 15 minutos en agua bastante para cubrirla, escurrirla y almacenar el agua para añadirla más tarde a su ebullición.

El pan que he utilizado es pan rústico desmenuzado remojado en agua o leche según el gusto de cada uno de ellos, en esta ocasión he utilizado agua pues me agrada de esta forma. Me afirmarás que lo tiraste y como te quedó, 😆😆.

Preparación de las albóndigas

  1. Poner en la licuadora los piñones, con el ajo picado, el pan precortado remojado en la leche, el huevo, algo de pimienta negra molida y sal al gusto. Bate hasta conseguir una pasta homogénea y reserva.
  2. En otro bol, desmenuzar la carne de bacalao antes desalada y entremezclarla con la pasta recién lista y 50g de pan rallado hasta conformar una masa moldeable. Si ves que quedó muy líquido, añade un tanto mucho más de pan rallado, y si es bastante, espera, añade algo de leche.
  3. En el momento en que tenga la masa, realice las bolas y páselas por la harina de trigo. Tras proporcionarles forma y enharinarlas, calentar algo de aceite de oliva y freírlas a fuego retardado hasta el momento en que estén doradas. En el momento en que están listas, se sacan sobre papel toalla a fin de que absorba el exceso de grasa.
  1. Excita 4 medidas de cuchara de aceite y fríe la cebolla a fuego retardado a lo largo de unos 5 minutos. Tras un tiempo, añada 80 g de champiñones picados, una migaja de pimienta negra y sal al gusto. Tape la sartén y fría a lo largo de otros 6-7 minutos a fuego retardado.
  2. Una vez pasado el tiempo, reserva 1 cucharada de champiñones y haz puré todo lo demás hasta conseguir una pasta despacio que batirás, añadiendo agua de a poco, hasta conseguir la textura deseada de la salsa. (Si lo quiere, puede añadir 30 ml de nata para cocinar)

Predisposición final

  1. Servimos las albóndigas calientes. Acompañamos este plato con unas patatas fritas, otra opción alternativa es llevar a cabo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *