Recetas de perdices para navidad

  • 4 perdices.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 zanahorias.
  • Una ramita de tomillo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 dientes.
  • 200 ml de vino blanco.
  • cien ml de vino blanco o vinagre de manzana.
  • 1 cucharada de postre de maicena si precisas espesar la salsa.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  1. Las perdices han de estar limpias por la parte interior, sin cuello y sin plumas. En todo caso, repásalas un tanto por si acaso precisas eliminar mucho más plumas.
  2. Anudarlos con hilo de brida de manera que ámbas patas queden juntas y asimismo las alas pegadas al cuerpo.

    Agregar las perdices en este momento limpias

  3. Condimentar las perdices con sal y pimienta y poner en una sartén con algo de aceite a fuego medio. Proporcionarles la vuelta con unas pinzas a fin de que se doren por doquier. Va a tardar unos diez minutos.

    Freír las perdices por doquier

  4. Hasta entonces, mondar la cebolla y cortarla en trozos pequeños. Mondar el diente de ajo y picarlo muy fino.
  5. Mondar las zanahorias, cortarlas en el medio y después en rodajas.
  6. Sacar las perdices en el momento en que estén fabricadas en un plato aparte y en este aceite añadir el ajo, la cebolla y las zanahorias adjuntado con algo de sal y pimienta y dejar cocer a fuego medio bajo entre 5 y diez minutos hasta el momento en que doren. comienza a dorarse tenuemente.

    Prepara la salsa para las perdices estofadas

  7. En este momento sube el fuego a fin de que quede prominente y añadir el vino blanco.
  8. Aguardar 2-3 minutos a que se evapore el alcohol y añadir el vinagre y aguardar otros 2 minutos.
  9. Agregamos a la cazuela las perdices (clavamos los clavos en su piel para lograr localizarlos y sacarlos después de manera fácil), el papel de laurel, una ramita de tomillo y pimienta negra recién molida al gusto.

    Añade todos y cada uno de los elementos a la cazuela

  10. Cubre las perdices prácticamente completamente con agua y hervirlos. Tienes 2 opciones para ello, el retardado y el veloz (y a fin de que conste, los dos son del mismo modo exquisitos, no hay diferencia en concepto de gusto y resultado final):
    1. Si utiliza una cazuela clásico, sostenga la estufa a temperatura ámbito hasta el momento en que el caldo empieze a hervir y en este punto disminuye el fuego a bajo y deja que se cocinen cerca de 1 hora o hasta el momento en que las perdices estén agradables. Si tienes inquietudes, puedes evaluar a cortar un tanto los senos y si ahora no se aprecian crudos, ahora están completados.
    2. Si andas utilizando una cazuela a presión, ciérrala y disminuye el fuego. En el momento en que se levante la válvula o se vean los 2 anillos de presión, bajar el fuego y dejar cocinar por diez minutos (es dependiente de la marca de la cazuela, la nuestra con diez es bastante). La temperatura del fuego debe dejar que la presión no baje pero no aumente a lo largo de este tiempo. En el momento en que concluya el tiempo, quita la cazuela del fuego y deja que el vapor se escape de a poco hasta el momento en que desaparezca la presión con el pico o la válvula absolutamente bajada y consigas abrirla.
  11. A lo largo de este tiempo puedes elaborar la guarnición. En un caso así, salteé unos champiñones y asimismo preparé estas patatas a la pobre pero sin cebolla ni pimiento.
  12. En el momento en que las perdices estén listas, retíralas a un plato aparte y quita asimismo de la cazuela el laurel y el clavo (corrobora si aún están pegados en la carne de la perdiz o hay que procurarlos en la salsa) ).
  13. Mezcla la salsa y, si deseas que espese, puedes reducirla poniendo la cazuela a fuego fuerte hasta hallar la textura que buscas. Para apresurar el desarrollo, asimismo puedes combinar una cucharada de postre de maicena en 4 medidas de cuchara de agua y agregarla a la cazuela mientras que el contenido está hirviendo. Revuelve un tanto y espera a que espese a fuego medio.
  14. Licúa la salsa y si agradas cuela o pasa por un chino (yo no, queda muy, muy buena y sin grumos). Pruébelo caso de que necesite ajustarlo con sal.
  15. Ahora puedes ser útil las perdices como és con la salsa, si bien me agrada cortarlas en el medio y volverlas a poner en la salsa unos minutos a fuego retardado a fin de que se remojen bien.

    Mojo las mitades de perdiz a fin de que tomen todo el gusto de la salsa terminada

Pasos para elaborar el guiso de perdiz

Sabiendo los elementos que usaremos para elaborar esta receta, es hora de iniciar con los distintos procedimientos que se deben llevar a cabo.

  1. La primera cosa que vamos a hacer va a ser adecentar bien las perdices lavándolas con agua corriente en el fregadero. En el momento en que estén limpios, agregaremos algo de sal y pimienta.
  2. El próximo paso va a ser emplear hilo de cocina para atar bien las perdices. En el momento en que estemos listas, vamos a poner algo de aceite en una sartén honda y las sofreiremos. En el momento en que estén dorados, los vamos a retirar del fuego y los guardaremos para su empleo posterior.
  3. En exactamente el mismo aceite coceremos las verduras que hemos listo adjuntado con el ramillete de yerbas aromatizadas. Las vamos a dejar al fuego hasta el momento en que observemos que están bien cocidas.
  4. En el momento en que hallemos que las verduras están listas, agregamos las perdices, el vino, el caldo y salpimentamos nuevamente. Las vamos a dejar un rato hasta el momento en que la carne de las perdices se ablande.
  5. Una vez que estén cocidos, quitaremos el hilo utilizado y los vamos a cortar en el medio, agregando algo de salsa sobre ellos.

Cocción de las perdices y presentación final

  1. Contemplar con agua y cocinar. Llegados a este punto contamos 2 opciones, si decidimos emplear una cazuela a presión, diez minutos de cocción desde el momento en que se ven ámbas válvulas van a ser suficientes. Pasado este tiempo, apagamos y dejamos que la válvula baje para abrirse.
  2. Si elegimos por la cocción clásico, vamos a tardar 1 hora de cocción desde el momento en que el agua comienza a hervir.
  3. Frente a la duda probamos la carne para poder ver si las perdices están agradables.
  4. Sacar las perdices de la olla y machacar la salsa de verduras para ser útil como guarnición.
  5. Tenemos la posibilidad de preservar las perdices en la salsa hasta el día de hoy de ser útil.
  6. Las perdices las servimos con patatas a la pobre y salsa del puchero.

Aquí les dejo un pasito a pasito en imágenes donde les muestro de qué forma elaborar esta receta de perdiz toledana, no les perdáis ni un aspecto a fin de que quede impecable.

NOTA DEL COCINERO:

Si poseemos prisa, tenemos la posibilidad de cocinar las perdices en una sartén súper rápida en 25 minutos, según el género de sartén que tengamos.

Unas patatas fritas se tienen la posibilidad de freír y combinar con la salsa en el momento de servirlas o acompañarlas como guarnición.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

Tenemos la posibilidad de llevar a cabo un guiso en cazuela express para achicar el tiempo de cocción, pero corremos el peligro de que la cocción acelerada endurezca la perdiz y no nos deje ver todo el gusto . Si puedes hacerte con unas buenas perdices, este es un guiso tradicional que vale la pena.

Come bien, vive mejor, con RECETAS FÁCILES

Deja un comentario