Salsa de manzana para confit de pato

Las comidas familiares no se hacen solas y la ensalada como entrada está realmente bien, pero no como plato primordial. Para asombrar a el resto y transformar tu casa en un punto único de las próximas asambleas de cocina, aquí tienes una receta con carne de ave y fruta.

Muslo de pato con compota de manzana. Reemplazando la clásico naranja por una fruta considerablemente más seca pero del mismo modo exquisita.

Pato confitado con manzana, diviértete con un tradicional gastronómico

El pato confitado con manzana es un plato exquisito, cargado de enorme gusto y aroma, y ​​lo inmejorable es que es muy simple de elaborar. Este es un plato con un toque gourmet, con el que vas a poder asombrar a familiares y amigos en cualquier ocasión.

Si deseas gozar de este plato gastronómico de prominente nivel, no lo vaciles y prosigue la próxima receta que te garantizamos pasito a pasito.

Degustación

En el momento de ser útil, chorrear las piernas del confitado y asarlas a la parrilla en el horno o en horno altísimo, 220º, a lo largo de unos diez-15 minutos o hasta el momento en que estén bien dorado. Asegúrese de poner en la fuente para hornear con la piel hacia arriba. Sirve esta receta de pato confitado con compota de manzana, acompañado de unas patatas, como afirmábamos, fritas o al horno, y un óptimo vino blanco afrutado, preferentemente un Riesling o un cava semiseco muy frío.

Elementos para la receta de timbal con manzanas y pato confitado con reducción de vino (2 personas):

  • 1 muslo de pato o pato confitado.
  • 2 manzanas Ambrosia.
  • cien ml Pedro Ximénez u Oporto.
  • 1 cucharada de azúcar moreno.
  • Algo de escarola o cualquier otra lechuga para personalizar.
  1. Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  2. Poner el pato confitado en una fuente de horno con una parte de su jugo, reservando el resto del jugo.
  3. Ingresar la sartén con el pato confitado en el horno a temperatura media alta en el momento en que haya alcanzado la temperatura y asarlo a lo largo de diez-12 minutos, sin precisar que se dore la corteza.

    De esta forma luce el pato confitado antes de ingresar al horno

  4. Hasta entonces, puedes elaborar una reducción de vino. Para esto, en un cazo ponemos el vino con el azúcar y dejamos cocinar a fuego moderado hasta el momento en que tome la textura de un caramelo líquido. Como densa aún mucho más al enfriarse, sencillamente sacando un tanto con una cuchara y apreciando que está un tanto densa, quita la cazuela del fuego.

    En ocasiones agrego cebolla picada y cocida a la reducción, pero en esta ocasión no. Debe hervir para evaporar el líquido.

  5. Sacar el pato confitado, sacarle la piel y las espinas y desmenuzar la carne con un cuchillo y un tenedor o, si lo quieres y está algo frío, con tus propias manos.
  6. Lava las manzanas, quita el corazón y córtalas en rodajas finas, preferentemente con una mandolina a fin de que queden uniformes, pero si no tienes, asimismo puedes utilizar un cuchillo muy afilado.
  7. Ponga los jugos de pato reservados en un envase capaz para microondas y ardiente a lo largo de unos segundos hasta el momento en que se funda y líquido.
  8. En exactamente la misma sartén donde has horneado el pato confitado, monta los muslos. Para esto, poner unas rodajas de manzana y entre ellas trozos de pato confitado y de este modo consecutivamente hasta agotar toda la carne.
  9. Colorear los timbales con algo de jugo de pato a fin de que la manzana y la carne queden refulgentes.
  10. Introduce la bandeja en el horno y enhorna los timbales a 200ºC a lo largo de unos diez minutos o hasta el momento en que mires que los bordes de la manzana comienzan a dorarse.
  11. Contar con los timbales en los platos adjuntado con unas escarolas y verter por arriba la reducción de vino.

    Ahora contamos preparados los timbales de manzana y confitado de Pat

Considerablemente más Recetas de la autora

Sacar del fuego, sacar la rama de canela y añadir la mantequilla y una migaja de sal, combinar con unas varillas hasta tener una compota muy lisa.

Esta salsa se puede verter sobre el magret antes de hornearlo, contribuye mucha jugosidad. Almacena esta receta a fin de que te resulte considerablemente más simple en el momento en que desees hacerla. Fileteamos la pechuga de pato ardiente y agregamos unas escamas de sal. Para recibir el menú del día de Petitchef y sus buenas noticias, introduce tu dirección de e-mail. Retire el confitado de la lata y colóquelo en una bandeja de horno aceitada, reservando un tanto.

Deja un comentario