Salsa de naranja para el pollo

  • 3 Pechugas o muslos de pollo.
  • 500 ml de jugo de naranja natural.
  • Sopa de pollo 300 ml.
  • 200 ml de vino blanco.
  • 80 gramos de almidón de maíz.
  • 2 medidas de cuchara de azúcar moreno.
  • 1 cucharada de piel de naranja rallada.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas.
  • Hojas de laurel al gusto.
  • Sal marina.
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva.

PREPARACIÓN

  • Comenzamos poniendo en un envase el jugo de naranja, la salsa de soja, el vinagre de manzana, la miel y la guindilla desmenuzada. Combinar realmente bien hasta integrar. Reserva ½ taza de esta salsa.
  • Recortar el pollo en trozos medianos. Calentar una sartén con el aceite de sésamo y añadir el pollo picado con el ajo. En el momento en que ahora esté bien dorado, añadir el brócoli antes lavado y desinfectado.
  • Revuelve y cocina por 2 minutos. Apagamos y guardamos.
  • Disuelve la maicena en la ½ taza de salsa que hemos guardado y reserva.
  • En otra cazuela ponemos el resto de la salsa, y en el momento en que comience a calentarse, agregamos la fécula diluida, removemos y aguardamos a que espese.
  • En el momento en que esto esté hecho, agregamos la salsa de naranja a la sartén con el pollo, removemos y listo.
  • Ser útil sobre canapés de arroz y espolvorear con semillas de sésamo.

Si lo que buscas es una comida rápida y simple, haz esta Sopa de Brócoli. Esta es una increíble opción.

¿De qué forma se hace el pollo a la naranja?

Realizar el pollo a la naranja es muy simple; Precisará pechugas de pollo o muslos de pollo (sin hueso y sin piel) cortados en cubos o trozos. El paso inicial es marinar las piezas de pollo.

Entonces se cubren con una mezcla de harina y maicena. Hace unos años aprendí un truco para realizar esto rapidísimo. Coloco los trozos que deseo enharinar adjuntado con la harina en un bote de plástico con tapa, cierro y agito enérgicamente unos minutos y listo. Se consigue un especial rebozado de harina. Acostumbraba a ​​poner la harina en un plato y estirar las piezas una por una y como afirmaba la abuela «bastante estruendos y escasas nueces». En el momento en que poseas un pollo con perfección rebozado de harina, lo fríes hasta el momento en que esté dorado.

Consejos para realizar esta salsa

  • Si puedes, procura hallar naranjas orgánicas para llevar a cabo esta receta. ¿Por qué razón? Ya que por el hecho de que la piel de naranja la vas a requerir para llevar a cabo la salsa, y esa parte guarda varios de los pesticidas que se utilizan en las plantaciones. Esto quiere decir que hay una aceptable proporción de químicos en el ingrediente primordial de este plato. En cambio, si tus naranjas son ecológicas, sus pieles van a estar bastante menos cargadas en este sentido y evitarás consumir una aceptable proporción de substancias que no habías sosprechado.
  • Hay un licor francés llamado Cointreau que va realmente bien con recetas que emplean naranja. La razón es bien simple: está hecho de piel de naranja. Si puedes hacerte con ella, puedes añadir una o 2 medidas de cuchara al agua donde has diluido el azúcar y tu salsa de naranja va a quedar aún mucho más rica.
  • Siempre y en todo momento puedes emplear rodajas o rodajas de naranja para adornar los platos que vas a contemplar con esta salsa.
  • Para una salsa de naranja mantecosa, puede añadir una cucharada o 2 de crema a la mezcla. Asimismo hay chefs que le echan algo de tomate y el resultado es realmente bueno.
  • Salsa Agridulce: La conocida salsa china, en ocasiones llevada a cabo con naranjas, asimismo es buen acompañamiento de recetas donde la carne es el ingrediente primordial
  • Pollo a la naranja: al horno , incluye una variación de la salsa en esta receta.

Preparación de salsa de naranja para asados, carnes y pescados. Versión salobre

  1. Ponemos el jugo al fuego con la maicena o maicena (tenéis múltiples fabricantes en el mercado a seleccionar). Comenzamos poniendo el jugo de naranja con la harina de maíz en un cazo a fuego medio-bajo y quitando hasta el momento en que se disuelva. En este punto, bastante gente reemplazan la harina por cebolla y la fríen hasta el momento en que se caramelice.
  2. Añadir el resto de elementos, el vinagre, la miel y el aceite de oliva virgen. Prosiga mezclando hasta el momento en que todo esté bien mezclado. Aquí se puede substituir el vinagre y la miel por vino blanco o caldo de pollo, y ciertos aun le agregan tomate frito y nata.
  3. En este momento solo queda revolver y aguardar a que reduzca y espese. Una vez logrado, va a estar listo para utilizar, pero si lo quieres, puedes triturarlo a fin de que quede mucho más fino.
  4. Tenemos la posibilidad de acabar con unas semillas de sésamo torradas por arriba, unas escamas de sal ahumada o algo de pimienta negra recién molida. Todos estos elementos opcionales, ten en cuenta que los puedes mudar según el gusto de tu casa.

Como menté, con frecuencia se muestran variantes en las recetas, con personas que añaden albaca, hojas de laurel o pimienta a esta salsa, y ciertas aun tienen dentro ralladura de limón o 1 cucharada de crema densa.

Deja un comentario