Se puede congelar la albahaca

Si no tienes tiempo, este procedimiento es el mucho más veloz, pero no el mucho más eficiente:

1 Primero, limpia la albaca y quita las hojas dañadas. Escúrralo y después déjelo secar.

Cubitos de Albaca y Aceite de Oliva

Otro procedimiento es realizar cubitos de hielo con albaca y aceite de oliva. Utilizando una bandeja de hielo o un cartón de huevos de espuma de poliestireno para hacer cubitos de hielo (aproximadamente). Primero, corte las hojas de albaca como se señaló previamente, desechando los tallos. Entonces ponga albaca picada en la cavidad de cada sartén, en general de 1/2 a 1 cucharada. Entonces llene cada sección con aceite de oliva (su decisión de virgen plus o virgen). Poner en el congelador y dejar que se congele.

En el momento en que esté listo para utilizarlo, saque uno o mucho más cubos y tírelos a una sartén, sopa, plato de pasta, etcétera. El aceite de oliva se fundirá velozmente, dejando la albaca suelta en tu receta. Este procedimiento ahorra tiempo en la cocina al cocinar. El aceite de oliva para freír o rociar en una sartén está de forma fácil libre adjuntado con la albaca, que usará de todas formas sin medir ni picar.

Congélalo en cubitos de hielo

Esta es una forma favorable de congelar la albaca. Solo necesitaremos una cubitera que vamos a usar para realizar cubitos de hielo y aceite. Tras haber lavado bien las hojas, ubicamos 5-6 en todos y cada hueco y agregamos el aceite. De esta manera vamos a tener un fragancia natural a albaca.

Preservar la albaca con aceite de oliva es una de las maneras en las que mucho más la usaremos. Tras haber lavado y secado las hojas como se señala en la opción previo, debemos efectuar los próximos pasos:

Las hojas de albaca se vuelven negras en el refrigerador

Para sostener la albaca fría, corte los tallos y colócalas en un vaso o jarra con agua tal y como si fuesen flores cortadas. Cúbralo sin apretar con una envoltura de plástico y colóquelo en el mostrador. Si bien ciertas yerbas, como el perejil y el cilantro, se tienen la posibilidad de guardar así en el refrigerador, la albaca se guarda mejor a temperatura ámbito.

RESPUESTA: Sí, las hojas de albaca fría se tienen la posibilidad de congelar, pero precisan algo de asistencia. La albaca es una yerba singularmente frágil pues detesta el frío y se obscurece al cortarla. Tenga presente que las yerbas frescas que congele no van a ser lo mismo que frescas. La congelación cambiará la textura y no va a ser tan permanente.

Seca la albaca.

Seca algo de albaca de tu jardín para no tener que obtener albaca seca del autoservicio. Puede utilizar un deshidratador o un horno de baja temperatura para secarlo de manera rápida, pero si no posee prisa, sencillamente cuelgue pequeños conjuntos de albaca boca abajo en una habitación cálida y seca y déjelos secar al aire. Puede tomar ciertas semanas, pero si ahora tiene mucha albaca fría a mano, probablemente va a pasar un tiempo antes que la necesite. Guarde la albaca seca en un envase hermético en la despensa. No olvides etiquetarla. Todos esos pequeños frascos de yerbas secas se ven iguales tras un tiempo. La albaca seca de manera directa de su jardín o huerto atada con una bonita cinta es un obsequio fantástico para los amigos. Por último, te garantizamos esta exquisita receta de pasta con salsa pesto.

Deja un comentario