Se puede congelar la carne de membrillo

  • 1 kg de membrillos
  • de 150 a 250 g de endulzante: azúcar de coco, caña o xilitol
  • 4 medidas de cuchara soperas iguales de agar-agar en polvo. Con 2 medidas de cuchara tiene una rigidez blanda, como amasar youghourt, y con 4 es estable, tipo jalea/gelatina.
  • el jugo de 1 limón pequeño
  • 1 cucharada de canela

Vamos a usar los membrillos con su piel para explotar su pectina natural, pero disponemos lavar realmente bien, preferentemente con un cepillo. Córtelos y retire los tallos internos y las semillas. Esta es una fruta dura y necesitaremos un cuchillo muy afilado. Si hay deficiencias en la piel, asimismo tenemos la posibilidad de hacerla desaparecer con un cuchillo o pelador.

¿Cuánto dura la membrillo?

En dependencia de las condiciones de conservación del dulce de membrillo, el tiempo de conservación puede cambiar.

Aquí tienes una tabla resumen con la vida útil aproximada:

Acción astringente

La pectina del membrillo maduro y la jalea de membrillo le proporcionan características astringentes. Esta fibra, en contacto con el agua, crea un gel que retiene el agua, con lo que las heces líquidas, especificaciones de los procesos diarreicos, mejoran, se vuelven mucho más compactas, progresando de esta forma la diarrea. Además de esto, los taninos del membrillo asimismo tienen características astringentes y antiinflamatorias y asisten a desinflamar la mucosa intestinal, progresando el régimen contra la diarrea.

Las pectinas dismuyen la acidez estomacal, con lo que se aconseja su consumo en trastornos digestibles como gastritis, úlcera gastroduodenal, etcétera. y los taninos asisten a prosperar la inflamación.

Limpieza y remojo de los membrillos

  1. Limpiamos los membrillos quitándoles la cáscara y el corazón, tal y como si fuera una manzana. Quitamos la pelusa y las secamos. Este membrillo lo preparé con 1 kg de carne pura de membrillo, sin pieles ni pepitas.
  2. Se corta el membrillo en dados, se mezcla con el azúcar, la rama de canela, el jugo de limón y el licor de avellanas en la cazuela donde coceremos el membrillo más tarde. Lo vamos a dejar en remojo no menos de 12 horas, en mi caso cada día. Agregamos la rama de canela y la olla y ponemos al fuego.
  1. Cuece la mermelada a lo largo de unos 45 minutos, quitando ocasionalmente, con mayor intensidad, hasta el momento en que espese. Debe quedar bastante espeso, a fin de que entonces adquiera la rigidez estable que deseamos. Va a tomar en torno a 45 minutos conseguir el punto especial.
  2. Este tiempo va a depender un tanto del agua que suelte la fruta, con lo que deberemos revisar la textura antes de finalizar de cocinar.
  3. Al poner una cuchara puntiaguda, esta prácticamente se queda en situación vertical, se conseguirá la textura. En el desarrollo de cocción observaremos como los frutos se oscurecen y consiguen un color granate obscuro. Retire la rama de canela.
  4. Tras haber hervido bien las frutas, las dejamos enfriar un tanto, diez minutos. Entonces vamos a pasar la batidora para eliminar los grumos.
  5. Verter en los moldes o tarros donde lo guardaremos. En envases cónicos de plástico, se preservarán con perfección y facilitarán el desarrollo de desmoldeo.

Ser útil y condimentar:

Almacena la carne de membrillo en el frigorífico en un envase hermético y retíralo inmediatamente antes de ser útil. Lo mucho más habitual es recortar un trozo y servirlo en un plato o ponerlo de forma directa sobre torradas o canapés que va a acompañar por servirnos de un ejemplo. Se puede guardar a lo largo de meses en el refrigerador y se puede congelar para preservarlo por mucho más tiempo.

Este hojaldre marida fenomenal con quesos de sabores fuertes como los quesos azules (queda increíble con el Cabrales), queso de cabra o queso brie por servirnos de un ejemplo, y asimismo con patés y foie gras. Dale un toque dulce a los modelos tanto dulces como salobres y diviértete con su característico gusto y textura, es genuino… ¡escándalo!

Deja un comentario