Solomillo de ternera a la pimienta

El solomillo de ternera a la pimienta es una de las maneras mucho más habituales de elaborar esta carne, y el gusto de esta receta es increíble. Además de esto, es muy simple de cocinar y prácticamente no posee secreto.

Unareceta.com te enseña a cocinarlo de una forma simple. Solo precisas nata, pimienta y un óptimo filete.

Artículos para 4 personas

  • 4 filetes de ternera
  • 200 ml de nata
  • 1 migaja brandy
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 medidas de cuchara de pimienta en grano
  • Pimienta molida
  • 1 tablet de concentrado de carne
  • (aceite
  • ) Sal
  1. Primero prepararemos la salsa. De este modo en el momento en que la carne esté lista, tenemos la posibilidad de servirla de forma directa a la mesa. Conque derretimos la mantequilla en una cazuela a fuego retardado. Después entonces agregamos los granos de pimienta y combinamos bien.Entonces agregamos el brandy y removemos.
  2. En este momento agregamos una tercer parte de la pastilla de concentrado de carne y la nata líquida.A lo largo de este tiempo proseguimos quitando hasta el momento en que comience a hervir. En este momento agregamos pimienta negra molida al gusto y comprobaremos el punto de sal si es requisito añadir vibra un tanto mucho más. Descargamos y guardamos.
  3. Como ahora contamos lista la salsa, vamos a hacer los filetes de ternera. Calentar la sartén con unas gotas de aceite de oliva y en el momento en que esté muy ardiente, añadir los filetes. Las vamos a tener unos 3 minutos por cada lado, según el espesor que tengan y si nos atrae la carne realmente bien llevada a cabo o en su punto.
  4. En el momento en que nos agraden los filetes, los sacamos y agregamos algo de sal gordita por arriba. Para finalizar, poner en un plato, agregando algo de salsa sobre cada filete y ser útil. En nuestro caso, hemos complementado el plato con unas patatas fritas.

Mejorando el acompañamiento, las patatas

  1. Comenzamos sacando los escalopes del frigorífico. Las dejamos en un plato/fuente a temperatura ámbito a lo largo de 1 hora, de este modo aguantarán mejor en la parrilla.
  2. La decisión de las patatas es esencial, puesto que este plato desea ir bien con los acompañamientos. Las papas no son lo mismo para freír, es dependiente de la proporción de almidón que contengan.
  3. Las tiendas en este momento venden patatas destacables para freír, pero yo sugiero una patata vieja gallega si es viable, las novedosas son muy feculentas.
  4. Mondar las patatas y cortarlas en una sartén (en rodajas finas). Tienes que procurar que sean todas y cada una aproximadamente iguales, más que nada en espesor a fin de que queden iguales.
  5. Entonces las lavamos bien en un bol con agua fría para quitarles el almidón a lo largo de unos 5 minutos y las secamos con una toalla de algodón. Reservamos.
  1. En una sartén, funda la mantequilla a fuego medio. En el momento en que esté líquido, volcamos el brandy y proseguimos hirviendo para evaporar el alcohol y reducirlo.
  2. En este momento añada la crema densa. Removemos sutilmente para combinar con el líquido previo.
  3. Pasados ​​unos minutos agregamos algo de caldo de carne (yo suelo almacenar en el congelador dados pequeños de algún género de guiso de carne, asimismo servirán para ofrecerle gusto), una cucharada de extracto de carne concentrado o una pastilla de carne concentrada (este paso no es requisito, no queda mal pues consigue una intensidad de gusto, si bien el plato en sí asimismo está acertado). Revuelve y prosigue cocinando.
  4. En otra sartén, calentamos aceite de oliva virgen y empezamos a sofreír las patatas.
  5. Debemos cocinarlos a fuego retardado a lo largo de unos 15 minutos, entonces ascendemos la temperatura al límite, precisamente 180º C, y los freímos hasta el momento en que estén dorados, de forma cuidadosa de no quemarlos.
  6. De este modo construiremos una cubierta crocante con la que lograremos unas patatas fritas perfectas. todo el tiempo a fin de que no se quemen.
  7. En el momento en que la salsa de crema esté prácticamente lista, añada unos diez-12 granos de pimienta verde, organizados uniformemente.
  8. Tenemos la posibilidad de «romper» ciertos de ellos para añadir mucho más gusto a la crema. Deja que se cocine a fuego retardado a lo largo de unos 5 minutos.
  9. Este es el tiempo que vamos a tardar en cocer las vieiras en una sartén y finalizar las patatas.
  10. Salpimienta la carne al gusto y dórala constantemente a fin de que los escalopes queden bien tiernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *